LOADING

Type to search

Se acabó la tinta, una revista de Artes y Diseño donde la tinta nunca se acaba


Claudia Paola Cartuche Flores
Universidad Técnica Particular de Loja
domingo, julio 9, 2017
Como Universidad estamos conscientes de nuestro rol dentro de las esferas de la cultura y el arte, por tal razón, nuestra visión con este proyecto de carácter divulgativo es llegar a convertir esta publicación en un potente instrumento para encontrar referentes de nuevos talentos...

Se acabó la tinta nació en el período académico abril –agosto 2015 en la Titulación de Artes Plásticas y Diseño de la Universidad Técnica Particular de Loja, con el propósito de generar una nueva práctica docente para que los estudiantes tengan la oportunidad de trabajar en un proyecto fijo que no solo culmine en una tarea o en una nota.

Durante el semestre abril – agosto 2015 me entregan la responsabilidad de dirigir el componente académico Diseño IV, paralelo A y B. Esta asignación tenía el objetivo de equiparar los conocimientos que se debió haber abordado en Diseño III, debido a que este grupo de estudiantes no había recibido esta información por un ajuste académico -administrativo sucedido en períodos anteriores.

Al inicio las actividades fueron desarrolladas de acuerdo plan académico, pero debido a los ajustes que algunos de estos jóvenes habían conseguido por cuenta propia la dinámica de clases no estaba funcionado, por tal razón tomé la decisión de trabajar en experiencias prácticas donde es estudiante sea el partícipe de su conocimiento y se sienta valorado y animado a buscar formas de expresar sus ideas.

Comprendí que lo que necesitaban no era conocimientos que ya no entraban en el contexto en el que estaban fluyendo, por lo tanto necesitaban una dosis extra, un ejercicio creativo que motive a impulse su talento y ganas de trabajar, con esta iniciativa nace la idea de generar un catálogo que recopile los mejores trabajos como resultado del proyecto final.

La primera revista presenta una serie de ilustraciones desarrollados en base a diferentes temas. Cada estudiante recibió un poema, una canción y el fragmento de un libro. El ejercicio consistió en plasmar lo que el estudiante escuchaba, sentía o veía en los temas asignados. 

Una vez acordados conjuntamente con los estudiantes cuales serían los lineamientos que esta pequeño catálogo presentaría me competía asignarle un nombre a esta pequeña publicación. Junto a una colega docente de Historia del Arte, con quien compartí esta idea, divagamos en nombres y la posibilidad de tomar frases comunes que se presentan en clase a la hora de presentar un trabajo; “no sé cómo era de hacer, eso no me enseñaron, se me acabó la tinta de la impresora, se dañó la computadora, ¡no grabé y se borró todo! Nos sedujo la idea de llamar a la revista Se acabó la tinta por las connotaciones que esta frase tenía, y las vinculaciones con nuestro quehacer artístico y de diseño. Es así como nace el nombre de esta publicación.

La primera revista presenta una serie de ilustraciones desarrollados en base a diferentes temas. Cada estudiante recibió un poema, una canción y el fragmento de un libro. El ejercicio consistió en plasmar lo que el estudiante escuchaba, sentía o veía en los temas asignados.

El proyecto Se acabó la tinta se convirtió en una forma de motivar a los estudiantes a buscar más referentes y explicar nuevas situaciones de manera diferente y creativa, estaban condicionados a evitar el uso de clichés; debían buscar elementos retóricos para expresarse de una manera singular. El primer ejemplar de Se acabó la tinta se planteó bajo un esquema básico, la cromática a manejar eran dos tintas, estas condicionantes establecieron el formato del catálogo, una publicación A5.

Posterior a la presentación de la primera publicación ante la comunidad universitaria y la favorable acogida que tuvo entre los estudiantes de la titulación de Artes Plásticas y Diseño, sentí la motivación de continuar en esta publicación y formalizar procesos para consolidarlo como un proyecto de la titulación, por tal razón, para la segunda publicación invité a dos docentes de la Titulación, Elena Malo y Diego González Ojeda, docentes con experiencia dentro y fuera de los predios universitarios. Para la segunda edición lanzamos una convocatoria dirigida a estudiantes de todos los niveles con el propósito de captar los mejores trabajos bajo un proceso formal de selección y evaluación de las obras que serían parte de la revista número dos.

La valoración de las obras fue receptada por los estudiantes quienes aprovecharon las sugerencias del comité editorial, se consiguió formalizar este proyecto como parte de los proyectos del Departamento de Arquitectura y Artes. Se acabó la tinta número dos se registró con ISSN y presentó una muestra de veinte y tres obras de una selección de los mejores trabajos en las categorías de pintura, dibujo, escultura, cerámica, ilustración digital y fotografía,

Bajo el mismo formato de publicación la tercera revista expandió sus páginas para invitar a estudiantes de la Titulación pero también aquellos que buscan un espacio para exponer sus ideas y argumentos, esta edición recibió la propuesta de un grupo de estudiantes de la Titulación de Arquitectura y otros colegas del arte.

En la cuarta edición buscamos abrir espacios para la reflexión, trabajamos en una revista que recoja artículos de opinión y reflexión a partir de las contribuciones de universidades que se vincularán con Se acabó la tinta, esta edición será publicada en noviembre del presente año. 

Se acabó la tinta continua siendo un proyecto en construcción que se alimenta de la contribución de quienes conformamos esta titulación, y buscamos espacio de reflexión y crítica en torno a la academia, el arte y el diseño. Este objetivo es respaldado por el Departamento de Arquitectura y Artes bajo la responsabilidad del Arquitecto Cristián Balcázar y el Director de Área Técnica Arquitecto Ramiro Correa y el Doctor José Barbosa, Rector de la Universidad Técnica Particular de Loja, sin este apoyo nuestros propósitos no serían visibles.

En la cuarta edición buscamos abrir espacios para la reflexión, trabajamos en una revista que recoja artículos de opinión y reflexión a partir de las contribuciones de universidades que se vincularán con Se acabó la tinta, esta edición será publicada en noviembre del presente año. Como parte de la planificación de la cuarta edición, presentaremos una retrospectiva de la Titulación de Artes Plásticas y Diseño, desde su antigua condición de Bellas Artes, valorando su contribución al desarrollo de estas disciplinas en el sur del país.

Nuestro compromiso como academia es respaldar estas esferas de divulgación en donde se evidencie el valor artístico de estudiantes y docentes…

Como Universidad estamos conscientes de nuestro rol dentro de las esferas de la cultura y el arte, por tal razón, nuestra visión con este proyecto de carácter divulgativo es llegar a convertir esta publicación en un potente instrumento para encontrar referentes de nuevos talentos en el arte y el diseño y material de consulta e investigación.

Nuestro compromiso como academia es respaldar estas esferas de divulgación en donde se evidencie el valor artístico de estudiantes y docentes, con el firme compromiso de continuar velando por una publicación que dentro de un futuro cercano brinde espacios para la reflexión a través del arte y el diseño.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *