LOADING

Type to search

Bitcoins: ¿el mundo camina hacia las monedas virtuales desarrolladas en la Internet?


Andrés Nader
Universidad Casa Grande
viernes, septiembre 8, 2017
Cada criptomoneda es un archivo no duplicable, es como tener dinero físico, pero en archivos digitales. Mucha gente apoya este tipo de transacciones y esta moneda se ha vuelto muy popular en la Internet porque les parece mucho más cómodo hacer transacciones con monedas digitales en lugar de monedas físicas.
En el Ecuador se usará en el 2018 una billetera electrónica para que los usuarios de la banca privada puedan realizar operaciones a través de su teléfono celular con cargo a una cuenta bancaria. El dinero electrónico estará respaldado en los dólares que el usuario tenga en su cuenta. Es como una tarjeta de débito. En el momento actual, el sistema financiero prepara la infraestructura y la plataforma tecnológica que deberá dar, sobre todo, confianza a los usuarios.
A la par de los avances de este proyecto de dinero electrónico, que va por buen camino, en la economía global se han desarrollado monedas virtuales creadas en la Internet con las que a diario se realizan miles de operaciones y que no tienen ningún respaldo ni en el patrón dólar ni en el patrón oro.
Entre ellas, la más empleada es el bitcoin, creada por Satoshi Nakamoto hace ocho años, cuya tasa de cambio ha superado los $4.000. Se estima que existen 10 millones de usuarios en el mundo que realizan transacciones y descifran los hash (algoritmos) para crear más monedas.
¿Qué son los bitcoins y cómo funcionan?
Las personas ven a las criptomonedas como una forma de inversión y una alternativa a la banca tradicional. Se trata de un sistema de transferencias monetarias sencillo, legal, eminentemente digital y al margen del sistema bancario convencional. Esta es la promesa del bitcoin. Aunque estas monedas están en la  mira del cibercrimen, es un experimento interesante que puede o no ser valorado por la gente.
Este tipo de moneda nace como una economía basada en algoritmos numéricos. Números únicos que se convierten en archivos monetarios digitales. Cálculos realizados por una computadora. El algoritmo no se repite, siempre cambia conforme la operación. Todo este proceso toma alrededor de dos meses de cálculo computacional.
El bitcoin funciona a través de blockchain o bloques numéricos que su vez son operados por mineros que la convierten una moneda con valor. El intercambio de bitcoins en Internet es sencillo, de billetera a billetera sin salir de casa. En él solo hay que invertir tiempo, energía y en el mantenimiento de un computador y servidor.
El sistema tiene sus ventajas frente a la banca digital convencional: no se pagan comisiones a una institución financiera (ni a nadie) ni se almacenan registros donde consta el nombre y la operación bancaria, reduciéndose así el riesgo al hackeo de cuentas.
La operación se da con total seguridad y es porque detrás de este intercambio los mineros de la blockchain verifican cada transacción para que conste en las actas virtuales del sistema, por si alguna operación no es correctamente verificada o una brecha de seguridad se abre desde este proceso.
El valor del bitcoin puede bajar o subir, todo depende de la confianza en el sistema. Hoy día producir dinero virtual cuesta más de la mitad de lo que significó algún día producirlo.
Los usuarios demandan seguridad para poder invertir y los bitcoins la ofrecen. Sirve para comprar muchas cosas en la Internet entre negocios que permiten la tasa de transferencia de la criptomoneda.
Con las criptomonedas es imposible no asumir riesgos. Estas pueden o no devaluarse. Opera a través de un computador conectado a un servidor el cual canjea las monedas. Sería absurdo pensar en ir a un supermercado físico con centésimas de bitcoins, porque nadie va a aceptar hacer una transferencia con una moneda encriptada.
Cada criptomoneda es un archivo no duplicable, es como tener dinero físico, pero en archivos digitales. Mucha gente apoya este tipo de transacciones y esta moneda se ha vuelto muy popular en la Internet porque les parece mucho más cómodo hacer transacciones con monedas digitales en lugar de monedas físicas.
Lo ideal sería que en un futuro el dinero físico se una al digital. El camino es largo, pero se estima que en el 2030 o 2040 pudiera incrementarse la infraestructura económica con los bitcoins. Países como China, India y algunos de África serían los primeros en adaptarla como moneda funcional en curso.
Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *