LOADING

Type to search

Casi seis millones de personas han sido evacuadas ante la fuerza de Irma


Redacción
La Conversación EC
domingo, septiembre 10, 2017
El cielo negro, roto por afiladas rachas de viento. Palmeras caídas. Carreteras inundadas y un diluvio continuo. Las señales auguraban un devastador avance de Irma por Florida.

El monstruo meteorológico llamado Irma amenaza con causar una catástrofe sin precedentes en Estados Unidos. Tras devastar el Caribe y golpear con inusitada fuerza a Cuba entró el sábado en rumbo de colisión con Florida. Movilizadas ante el descomunal desafío, las autoridades habían ordenado la evacuación de 5,6 millones de personas, la mayor en la historia reciente. Bajo un cielo cada vez más siniestro y ventoso, decenas de miles de desesperadas familias buscaron cobijo en los refugios públicos, y millones se preparaban en sus casas para afrontar el embate de los elementos: vientos de 200 kilómetros, trombas bíblicas y desbordamientos de hasta cuatro metros de altura en una de las zonas más densamente pobladas del continente.

Irma, uno de los más temibles huracanes registrados en la historia del Atlántico, avanza hacia el Sur de Florida, con las últimas proyecciones advirtiendo que su peligroso ojo podría pasar por encima de Cayo Hueso en la madrugada del domingo con vientos sostenidos de más de 130 millas por hora.

El huracán, que arrasó varias islas de El Caribe, ha ido desplazándose en ocasiones con vientos de más de 180 millas por hora, lo que ha llevado a las autoridades de Florida a ordenar la evacuación de seis millones de personas.

Irma ha golpeado la costa norte de Cuba en las últimas horas, perdiendo parte de su fortaleza en el proceso y bajando de categoría 5 a categoría 3, pero el Centro Nacional de Huracanes pronostica que se fortalecerá en las próximas horas e impactará Florida como un fenómeno meteorológico de categoría cuatro.

El cielo negro, roto por afiladas rachas de viento. Palmeras caídas. Carreteras inundadas y un diluvio continuo. Las señales auguraban un devastador avance de Irma por Florida. El paso de un gigante dispuesto a hacer volar lo que encontrase a su paso, reseña El País. Las calles de Miami han quedado vacías. Millones de vecinos habían atrancado sus puertas; y los últimos desamparados, recogidos por las fuerzas militares, habían sido instalados en refugios. Entre los primeros, pese a los malos augurios, se palpaba un sentimiento de resistencia ante la inmensidad.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *