LOADING

Type to search

Lenín Moreno: ‘Que nadie me venga a decir, y peor un exmandatario, que las obras en las que ha habido coimas son buenas obras’


Redacción
La Conversación EC
sábado, septiembre 30, 2017
“Los corazones se dañan, los corazones se corrompen”, dijo Moreno y aseguró no desconocer los avances durante el periodo de Correa, pero acto seguido aseguró que su predecesor le dejó un país sobre-endeudado y con 700 obras para terminar, algunas de ellas con fallos estructurales.

“Más democracia significa consultar, hablar, escuchar, dialogar. Un verdadero gobernante no impone criterios”, dijo el Presidente Lenín Moreno, durante la celebración por los nueves años de la Constitución en Montecristi. Moreno asistió hoy a Ciudad Alfaro, sitio donde en 2008 se redactaron los 444 artículos de la Constitución vigente.

“Hace ya diez años, el país cambió para siempre, cuando un joven AP llegó al poder. Lo hicimos con muchos sueños, con esperanza de transformar la Patria, con anhelo de mejores días para todos. El primer paso fue convocar a una Asamblea Constituyente. El objetivo fue redactar una Carta Magna que cambie la estructura de un Estado desorganizado, caduco e injusto, tomado por intereses particulares que habían herido de muerte a la Patria”, dijo.

“El diálogo es bueno. ¿Quién ha dicho que escuchar al que no piensa igual que tú es malo? ¿En qué parte de la Constitución dice que no hay que hablar con el que piensa diferente? Y que eso no amerita groseros calificativos. ¡Hablar con el diferente enriquece! -siguió-. Si no aprenden a respetar al que piensa diverso, ¡no serán nada”.

Moreno también achacó a su predecesor de la crisis económica que afronta el país y de la alta corrupción que ha salpicado a funcionarios del anterior Gobierno. Se refirió a la situación de su vicepresidente Jorge Glas, vinculado en una investigación fiscal de asociación ilícita, relacionada con la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Moreno, aunque sin nombrarlo, aseguró que Correa terminó su periodo de una década en mayo pasado “obsesionado por el poder” y que sigue estándolo, lo que, a su juicio, contradice el espíritu de la Constitución y hasta los principios de la revolución ciudadana que defiende.

Por eso defendió su convocatoria a un diálogo con todos los sectores de la sociedad, incluso de la oposición, para mejorar la gobernabilidad en el país y su llamado a una consulta popular, cuyo contenido lo revelará este lunes, aunque dijo que el pliego de preguntas incluirá temas sobre los derechos de la naturaleza y contra el hiperpresidencialismo enarbolado por Correa.

“Los corazones se dañan, los corazones se corrompen”, dijo Moreno y aseguró no desconocer los avances durante el periodo de Correa, pero acto seguido aseguró que su predecesor le dejó un país sobre-endeudado y con 700 obras para terminar, algunas de ellas con fallos estructurales.

“Que nadie me venga a decir y peor un exmandatario, no tiene derecho, a decirme que las obras en las que ha habido coimas son buenas obras. Mentira. Mentira. Mentira. No estoy diciendo mentiroso. Mentira, porque a mí no me gusta hablar de la persona, sino de las actitudes. Mentira. ¿Por qué? Porque aquel que da una coima cree que puede hacer de la obra lo que le da la gana. ¿Acaso que tiene ya compromiso?, qué le importa que la obra salga o no. Ya no tiene compromiso porque ya pagó a un sinvergüenza la coima y sabe que ese sinvergüenza jamás en la vida le pedirá cuentas”, dijo Moreno.

“Entonces que no me vengan a decir que un funcionario al cual una compañía con la cual él contrató una obra y que recibe un millón de dólares, que no me vengan a decir que ha trabajado, cuando era ministro, horas extras; que por eso le han pagado. No insulten la inteligencia del pueblo, no sean sinvergüenzas”.

El pasado 24 de abril del 2017, el expresidente Correa desestimó la denuncia del pago de un millón de dólares de la constructora brasileña Odebrecht a Alecksey Mosquera cuando este se desempeñaba como ministro de Electricidad de su Gobierno. Según Correa, fue un acuerdo “entre privados”. Y desestimó que ese monto haya sido por coimas o sobornos por el proyecto Toachi-Pilatón.

Según Moreno, el pasado 24 de mayo recibió un Gobierno con “la mesa servida llena de deudas”, pero que, no obstante, está seguro que el país saldrá adelante.

El episodio conocido como “30-S”, sobre la revuelta policial el 30 de septiembre de 2011, cuando una protesta policial por razones salariales derivó en un alzamiento de proporciones que causó varios muertos, fue un error de Correa, según Moreno, porque de una manera imprudente se fue a meter entre policías descontentos, pero aseguró, sin dar detalles ni nombres, que ese “no es pretexto para que los miserables quieran apoderarse de un poder”.

“Si usted es honesto, libérese de los corruptos. ¡No sigan defendiendo a los corruptos!”, dijo Moreno

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *