LOADING

Type to search

Lonchera saludable para el regreso a clases


Alexandra Jaramillo
Universidad Internacional del Ecuador
miércoles, septiembre 6, 2017
Las escuelas también juegan un papel fundamental en la capacitación o conciencia de padres y de representantes ya que la mayoría están al pendiente la alimentación sana de los niños. Algunas inclusive prohíben que la lonchera escolar contenga alimentos altos en azucares y nada nutritivos. Un programa de este tipo en todas las escuelas sería un éxito.

Se acabaron las vacaciones y con ello retorna la rutina en casa para que los pequeños puedan regresar a clases con una alimentación sana y balanceada. Un aspecto importante para que los padres de familia (mamá y papá), las escuelas y el Ecuador puedan prevenir enfermedades como la obesidad y la diabetes.

Muchos padres de familia se preguntan cómo preparar una lonchera nutritiva, saludable y qué alimentos se deben incluir, para garantizar una buena alimentación para sus hijos, pero ¿Cómo organizarlas?

La lonchera  escolar es fundamental para el crecimiento y la energía de cada niño. Una alimentación sana también contribuye a mejorar su rendimiento escolar. La combinación ideal sería incluir tres grupos básicos de alimentos como: los carbohidratos, las galletas o los sándwiches para las energías. Las proteínas también la contienen los lácteos, jamón, queso o el yogurt y finalmente están las frutas que están llenas de los minerales y los nutrientes necesario para el crecimiento de los pequeños.

También es importante que los niños se hidraten junto a cada comida preferiblemente agua o con jugos naturales. Lácteos o Yogurt.

Se debe evitar los jugos procesados, al igual que las gaseosas, ya que contienen exceso de azúcar, los cuales pueden causar sobrepeso. Las golosinas como: los chocolates, caramelos o alimentos que contengan azúcar se deben evitar. Además de las frituras y alimentos grasosos.

Los alimentos de la lonchera no deben sustituir al desayuno, una de las comidas más importantes del día. Cada uno de ellos deben ser un complemento que aporte energía a los niños hasta la hora de la comida. No es necesario que incluyas porciones desproporcionadas porque los niños podrían llegar sin hambre a la hora de comer.

Los tipos de preparaciones pueden variar un poco todo depende de la edad de los niños, si ya pueden o no digerir bien los alimentos. Para preparar la lonchera el niño puede integrarse junto al padre (mamá o papá) a hacer el mercado o compartir la cocina para enseñarles recetas fáciles y sin peligros.

Los niños que van a educación básica y que pueden procesar bien los alimentos pueden hacer mezclas con los alimentos tradicionales como: Habas con queso, choclos, tostados y tomates e inclusive se le puede incluir una fruta o una verdura para que los consuman.

Combinar y saber elegir los alimentos es la tarea diaria de padres y representantes que en el caso de muchos se olvidan de brindarles a sus pequeños una buena alimentación. En el caso del Ecuador es evidente como la mayoría prefieren las frituras, dulces y mucho alimento rico en salsas sin tener conocimiento de lo fatal que puede ser para la salud y el crecimiento del niño para prevenir enfermedades crónicas como: la diabetes, hiperactividad y la obesidad.

Los hábitos y los gustos son importantes para brindar conciencia en el hogar. Cada padre debe enseñar a sus hijos lo bueno o malo para la alimentación y como se deben comer. Por ejemplo, hay niños que no conocen los nombres de vegetales, verduras, frutas o granos y son malcriados por sus padres con un dulce, una gaseosa o un jugo industrializado.

La capacitación es importante para la prevención de enfermedades y para conocer la variedad de alimentos sanos para preparar contrario al facilismo de comprar alimentos no saludables para sus pequeños.

Las escuelas también juegan un papel fundamental en la capacitación o conciencia de padres y de representantes ya que la mayoría están al pendiente la alimentación sana de los niños. Algunas inclusive prohíben que la lonchera escolar contenga alimentos altos en azucares y nada nutritivos. Un programa de este tipo en todas las escuelas sería un éxito.

En las escuelas públicas o privadas este tipo de iniciativas podrían funcionar bien porque el padre se limita y debe cumplir con la regla y hace que el niño se acostumbre a comer alimentos sanos y ricos. Pero también hay como negociar con el niño, pero hasta cierto nivel

Lamentablemente a nivel de país no existe una política o un tratamiento para el control de las loncheras y es allí donde está la potestad de las instituciones educativas de regular los alimentos dañinos y un programa de capacitación para los padres.

En el Ecuador el Instituto Nacional de Nutrición, brinda un área para atender la nutrición u obesidad, pero por ahora no se han incluido las políticas que deberían para supervisar las loncheras. Por ahora existe es el programa de alimentación escolar a través del ministerio de Educación el cual observa los desayunos y los refrigerios de algunas escuelas del país.

En trabajo articulado para la educación alimentaria desde el hogar de la mano con la escuela  y el Gobierno se podrían cambiar los patrones de consumo en la población. El deporte junto a una buen a hidratacion son claves en la planificación alimentaria.

 

 

 

Tags:

Temas relacionados

1 Comments

  1. www.Mundosalud.Org 1 septiembre, 2018

    ¡Excelente! A pesar de haber muchas palabras
    lo he estudiado de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, impresionante !
    Saludos

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *