LOADING

Type to search

El atacante de Nueva York preparó el atropello meticulosamente durante varias semanas


Redacción
La Conversación EC
jueves, noviembre 2, 2017
El fiscal precisó después en rueda de prensa que Saipov pidió colgar una bandera del grupo terrorista en su habitación en el hospital. "Djo que se sentía bien por lo que había hecho".

Sayfullo Saipov planificó de manera meticulosa el ataque en Nueva York  “durante varias semanas”, de acuerdo con las conclusiones preliminares de la investigación antiterrorista. Se sospecha también que tuvo durante los últimos años contactos con personas que daban apoyo al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Pese a ello, nunca estuvo bajo vigilancia estrecha.

El fiscal Joo Kim explicó que practicó varias veces el ataque con la camioneta y que tenía intención de atacar el puente de Brooklyn. El responsable de inteligencia de la Policía de Nueva York, John Miller, por su parte dijo que la nota encontrada en la escena del crimen estaba escrita en árabe y sostenía que el ISIS iba a “perdurar para siempre”. Miller detalló que el atacante “siguió al pie de la letra las instrucciones del grupo extremista en las redes sociales”.

Saipov entró en el radar del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional hace un par de años. Su nombre emergió en el curso de una investigación a un grupo formado por cinco uzbekos y un kazajo de los que se sospechaba que estaban vinculados al citado grupo terrorista.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, señaló que el sospechoso se radicalizó cuando residía en Estados Unidos. “Entonces empezó a informarse sobre el ISIS y las tácticas del islamismo radical”, precisó el político demócrata, aunque dejó claro que la investigación está aún en una fase muy preliminar. Ahora las autoridades tratan de ver si hay una conexión con otras investigaciones.

Los investigadores vinculan al autor del atentado en Manhattan con varias cuentas en las redes sociales que contienen material relacionado con el ISIS. Además de la nota manuscrita mostrando su simpatía hace el grupo extremista, el comisario Miller explicó que se encontraron varios cuchillos en la camioneta que utilizó en la matanza la tarde de Halloween.

El nombre de Saipov, que acudió al tribunal en silla de ruedas, no figura en ningún lista terrorista y tampoco tiene antecedentes penales. Uber informó el martes, tras producirse el atropello masivo, que el conductor pasó todos los exámenes sin que se detectara algo sospechoso. Sí aparecen en su historial algunas citaciones judiciales relacionadas con infracciones de tráfico en Pensilvania y Misuri, donde tenía pendiente una citación judicial.

Miller insistió en que el sospechoso “nunca fue objeto de investigaciones por parte del FBI ni de la NYPD”. Eso, añadió, no significa que no tuviera alguna conexión con el ISIS. El fiscal precisó después en rueda de prensa que Saipov pidió colgar una bandera del grupo terrorista en su habitación en el hospital. “Djo que se sentía bien por lo que había hecho”.

El acto terrorista tuvo lugar a una semana de que se celebren las elecciones locales, en la que el alcalde demócrata se presenta a la reválida. La ciudad de Nueva York está en alerta permanente desde el fatídico 11-S, hace 16 años. La mayor metrópoli de Estados Unidos es, además, un símbolo internacional de libertad y democracia.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *