LOADING

Type to search

El Fiscal pide al juez llamar a juicio a Jorge Glas por asociación ilícita en los sobornos de Odebrecht


Redacción
La Conversación EC
viernes, noviembre 10, 2017
La asistencia de Estados Unidos señalo, por ejemplo, que entre 2007 y 2008 Odebrecht tuvo problemas con un contrato de construcción y habría acordado “con un intermediario a un funcionario del Gobierno ecuatoriano, con el control de contratos públicos, para hacer pagos corruptos a funcionarios para resolver los problemas”.

El fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, solicitó al juez Miguel Jurado disponer el auto de llamamiento a juicio en contra del vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera, el excontralor Carlos Pólit, y los otros 10 procesados por el delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht

Carlos Baca, titular de la Fiscalía, explicó en la audiencia que la asociación ilícita es un delito que se caracteriza porque dos o más personas se juntan para delinquir, cada una con un rol asignado y una finalidad precisa. Es una asociación permanente que amenaza la seguridad de la sociedad, indicó que el sustento para la acusación de juicio que se presentará será a través de pruebas documentales, periciales y testimoniales, y puso a disposición del juez las 46.681 fojas que conforman el expediente del caso.

 

La ley ecuatoriana condena la asociación ilícita con tres años de cárcel. Sin embargo, la Fiscalía advirtió hace semanas que Glas y otros procesados también podrían ser acusados de otros delitos, como cohecho y enriquecimiento ilícito, con penas superiores.

El Fiscal confirmó el dictamen acusatorio contra trece personas y el absolutorio para cinco. El jueves, tras la validación del proceso, acusó a los detenidos Glas, Rivera y Pólit como autores del delito de asociación ilícita.

Según Fiscalía, en 2011 Rivera se presentó como intermediario del entonces ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Jorge Glas, ante José Santos, apoderado de Odebrecht. Allí ellos habrían acordado el pago de un “peaje” de entre el 1% y el 1,3% del total de todos los contratos de la empresa en el área de sectores estratégicos.

Con base en ese pacto, dijo Baca, se realizaron pagos, desde 2012 hasta el 2016, que llegan a los $ 13,5 millones, dineros que habrían sido entregados a través de transferencias a la compañía Glory International Corp. Ltda., la cual fue señalada por Rivera para dicho propósito, así como en efectivo en la suite 156 de un hotel en Quito.

“Este dinero en efectivo solicitado por (Ricardo) Rivera Aráuz para beneficio de (Jorge) Glas Espinel se canalizó a través de la empresa Diacelec”, apuntó el fiscal.

La información física y digital contenida en asistencias penales internacionales de EEUU y Brasil, documentación recogida en instancias de control local, posteriores pericias financieras, técnicas de audio y video e informáticas y versiones fueron las fuentes fundamentales para obtener los elementos de convicción para acusar a Glas.

La asistencia de Estados Unidos señalo, por ejemplo, que entre 2007 y 2008 Odebrecht tuvo problemas con un contrato de construcción y habría acordado “con un intermediario a un funcionario del Gobierno ecuatoriano, con el control de contratos públicos, para hacer pagos corruptos a funcionarios para resolver los problemas”.

Pericias a la memoria externa entregada por el ‘Cooperador 1’ de Odebrecht revelaron transferencias a la empresa Glory y desde la empresa Columbia Management, las cuales estarían relacionadas con Glas y otros de los coprocesados como Édgar A., Edward Salas, Pólit y Rivera.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *