LOADING

Type to search

CÁNCER MÁS CÁNCER MÁS CÁNCER


Marcia Gilbert de Babra
Leticia Orcés Pareja
Universidad Casa Grande
domingo, diciembre 3, 2017
La ingenua torpeza del centralismo exagerado como “bálsamo de fierabrás”, la perversa miopía de los cambios propuestos que desconocen las iniciativas y experiencia de las organizaciones de la sociedad civil en todo el territorio del país, pueden detonar acciones, igualmente peligrosas, de separatismo nocivo.

¡Hay cánceres y cánceres!

Unos atacan la VIDA HUMANA y se deben combatir con todos los recursos científicos de la medicina del siglo XXI. Ciertos pacientes y su familia recurren a vías alternativas para el tratamiento y acompañan el traumático recorrido con la espiritualidad, la fe, la oración, el amor. ¡Necesitamos todo y a todos!… Cada vez un mayor porcentaje de personas y familias ganan la batalla definitivamente o se instala el maldito cáncer en condiciones crónicas manejables.

Así mismo, hay cánceres que metafóricamente atacan a la sociedad en su compleja dinámica para su destrucción y/o autodestrucción. Sobran ejemplos históricos que analizan las herramientas que construimos los propios humanos como las ciencias políticas, la sociología, la psicología social, entre otras. Malignidades peligrosísimas constituyen las propuestas, probablemente de buena voluntad, como los nuevos modelos mágicos de planificación y acción, atención y financiación de servicios altamente centralizados, ¡IGNORANDO LO EXISTENTE! ¡CONDENADO A MUERTE LENTA LO QUE YA FUNCIONA!

Hemos palpado este fenómeno en nuestro pequeño Ecuador muchas veces y en años recientes aún más, con la práctica de “borra y va de nuevo” y claro “centralizando” más y más para supuestamente “hacer más eficientes los recursos, evitar la dispersión”…

Hoy me refiero específicamente a SOLCA (SOCIEDAD DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER) que se concibió en Guayaquil, en la década de los cuarenta, bajo el visionario liderazgo del Doctor Juan Tanca Marengo y que hoy por hoy atiende en 11 provincias de nuestro país. ¿Se han acaso planteado los promotores de un nuevo proyecto para la atención del cáncer, una evaluación de toda la experiencia acumulada existente en los servicios de la Red SOLCA? ¿En sus prácticas? ¿En sus investigaciones? ¿En sus nexos científicos con el resto del mundo? ¿En sus directivos? ¿En sus médicos? ¿En sus enfermeros y sus enfermeras, en sus técnicos, en sus psicólogos, en sus nutricionistas, en sus trabajadores sociales?… y ¿En su potente voluntariado? ¿Lo conocen a fondo? ¿Y este análisis, sí hubiera sido realizado, fue con parámetros internacionales cuali y cuantitativos y a profundidad? ¿Es público y transparente su resultado? ¿Lo han conocido las asociaciones médicas del país?

¿Podrá un nuevo proyecto con apariencia de improvisación y, por lo tanto, sin mayor reflexión, sustituir años y años de saber, de experticia, de sacrificio, de entrega y de pasión?
¡Por favor paren! ¡Deténganse! ¡PIENSEN! ¡REFLEXIONEN!

La ingenua torpeza del centralismo exagerado como “bálsamo de fierabrás”, la perversa miopía de los cambios propuestos que desconocen las iniciativas y experiencia de las organizaciones de la sociedad civil en todo el territorio del país, pueden detonar acciones, igualmente peligrosas, de separatismo nocivo.

¡Naturalmente, lo más grave es jugar con vidas humanas!

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *