LOADING

Type to search

Caso Odebrecht: El vicepresidente sin funciones Jorge Glas fue sentenciado a 6 años de prisión


Redacción
La Conversación EC
miércoles, diciembre 13, 2017
El Tribunal halló responsable de asociación ilícita a Jorge Glas ya que como servidor público se asoció con José Santos, el delator de Odebrecht, articuló concesión de contratos en los sectores estratégicos a cambio de privilegios no previstos. El testimonio de Alexis Mera, exsecretario jurídico de la Presidencia, fue de los medios de prueba tomados en cuenta.

El Tribunal que juzga a Jorge Glas en el caso de asociación ilícita dictó su veredicto  y condenó al vicepresidente sin funciones Jorge Glas a seis años de cárcel por el delito de asociación ilícita dentro de la trama de sobornos montada por la constructora brasileña Odebrecht en 12 países, incluido Ecuador. Es la primera vez que un alto funcionario de Gobierno es sentenciado por este caso.

El conjuez Edgar Flores afirmó que los actos ejecutados por el vicepresidente Jorge Glas fueron “principales” para la ejecución de la asociación licita. El testimonio de Alexis Mera, exsecretario jurídico de la Presidencia, fue de los medios de prueba tomados en cuenta.

El Tribunal halló responsable de asociación ilícita a Jorge Glas ya que como servidor público se asoció con José Santos, el delator de Odebrecht, articuló concesión de contratos en los sectores estratégicos a cambio de privilegios no previstos. Para los jueces, el análisis de los correos electrónicos y la cooperación legal de Estados Unidos y Brasil expusieron el nivel de responsabilidad de Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera.

El conjuez Flores sostuvo que los actos ejecutados en este delito por Ricardo Rivera, Ramiro C., Carlos V., Gustavo M. Y Édgar A. son los principales para la ejecución de la asociación ilícita. A todos, incluido Jorge Glas, los calificó como autores. El juez mencionó otros delitos en los que se pudieron haber incurrido tras la asociación ilícita como “peculado, concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias”.

El Tribunal consideró que se desprenden además delitos de falsificación ideológica y tributaria, que debe investigar la Fiscalía.

Fueron 14 días de juicio y cuatro de deliberaciones en el Tribunal de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia, en Quito. El pasado viernes concluyó la etapa de juzgamiento. Días previos el fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, pidió la pena máxima de seis años de cárcel para todos los procesados, incluido Glas.

Ayer, Baca destacó que el trabajo de lucha contra la corrupción no ha cesado ni un minuto, ni “vamos a cesar ni un minuto”. Reiteró que la Fiscalía es estricta y profundamente respetuosa de la administración de justicia; y que continuará trabajando de manera seria y, sobre todo, con una enorme responsabilidad institucional.

Mientras, la defensa de Glas esperaba una sentencia absolutoria. Eduardo Franco Loor, procurador judicial del vicepresidente sin funciones, dijo ayer que el Tribunal tiene que “irremediablemente” sentenciar a favor de la ratificación de la inocencia de su cliente.

Para Franco, en la audiencia de juzgamiento ni la Procuraduría, ni la Fiscalía, ni el acusador particular César Montúfar han probado la participación de Glas en la asociación ilícita y menos demostrado la materialidad del delito.

Según Franco, durante el periodo de pruebas lo que se ha presentado, contratos y pliegos, y todos los testigos de la Fiscalía han declarado que “no aparece el nombre de Glas en ninguna de las contrataciones”, porque no formó parte de grupos ni de comisiones técnicas en proyectos emblemáticos.

El abogado expresó su rechazo a las declaraciones del primer mandatario, Lenín Moreno, de que no permitirá “una tomadura de pelo” de la justicia”. “Este juicio es absolutamente político (…) porque él está exigiendo una sentencia en contra del vicepresidente (Glas)”.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *