LOADING

Type to search

El chavismo triunfa en Venezuela con un alto abstencionismo y abre las puertas para la reelección de Maduro

Redacción
La Conversación EC
domingo, diciembre 10, 2017
El sucesor de Hugo Chávez aprovechó para amenazar a sus principales adversarios con echarles del sistema político e impedirles participar en las próximas elecciones presidenciales, previstas para 2018.

El chavismo ganó alcaldías de al menos 20 de 23 capitales venezolanas, según los conteos oficiales. El presidente de ese país, Nicolás Maduro, aseguró que ganó “más de 300” de las 335 alcaldías en disputa y amenazó con prohibir a las principales fuerzas de la oposición concurrir a las elecciones presidenciales dado el alto grado de abstencionismo.

“Partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones, no puede participar más”, aseguró en una comparecencia, aludiendo a las organizaciones lideradas por Henry Ramos Allup, Leopoldo López y Henrique Capriles.

Este 2017 ha sido para Venezuela uno de los años más sombríos de su historia reciente, según El País. Lo ha sido para las formaciones críticas con el régimen, que por las maniobras del chavismo pasaron de controlar el Parlamento a quedar prácticamente fuera de juego en el terreno institucional. Y lo ha sido para el aparato bolivariano, que para hacer frente a cuatro meses de protestas emprendió una deriva que culminó con la votación el pasado 30 de julio de una Asamblea Nacional, encargada de redactar la nueva Constitución y elegida con unas reglas del juego favorables al Gobierno.

Desde esa fecha se han celebrado tres comicios. Las fuerzas opositoras rechazaron los primeros para no caer en la trampa del oficialismo. Participaron en los segundos, las regionales de octubre, denunciando falta de garantías y fraude en el proceso. Y llamaron, en su mayoría, a boicotear las municipales de este domingo, que abren la puerta a un poder casi absoluto de Maduro.

El sucesor de Hugo Chávez aprovechó para amenazar a sus principales adversarios con echarles del sistema político e impedirles participar en las próximas elecciones presidenciales, previstas para 2018. El mandatario agitó, una vez más, el fantasma del enemigo exterior al referirse a la Administración de Donald Trump y uno de los dirigentes de la oposición, Ramos Allup, de Acción Democrática (AD).

“Por el norte ya decidieron quién es su candidato presidencial y no es Ramos Allup”, dijo Maduro. “No te vistas que no vas, Ramos Allup. Listo. Te utilizaron hasta que pudieron. No das más, Ramos Allup, no das más, compadre, a pesar de que en todas las encuestas Acción Democrática es el principal partido de la oposición venezolana, muy lejos del PSUV”.

“Los demás partidos, Voluntad Popular y Primero Justicia han desaparecido del mapa político venezolano y hoy desaparecen totalmente”, dijo antes de formular su amenaza. “Porque partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones, no puede participar más. Ese es el criterio que la Asamblea Nacional Constituyente ha esgrimido constitucional y legalmente, y yo como jefe de Estado de un poder constituido los apoyo. No podrán participar, desaparecerán del mapa político”, dijo.

La intimidación de Maduro puede tener consecuencias aciagas, puesto que de consumarse afectaría a las tres principales fuerzas de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática, golpearía a las organizaciones de Ramos Allup, López y Capriles y, sobre todo, convertiría la celebración de las elecciones presidenciales en una mera formalidad para que el chavismo se perpetúe en el poder.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados