LOADING

Type to search

¿Quién garantiza la seguridad informática de los millones de smartphones que se venden en Ecuador?


Andrés Nader
Universidad Casa Grande
domingo, diciembre 3, 2017
Ecuador tiene una gran cantidad de dispositivos móviles activados y no daré las cifras porque sencillamente el INEC no está actualizado en este tema hasta el 2020 que hará su próximo Censo Nacional, debería ser más que el doble del total poblacional de todo el país, la mayor cantidad de estos dispositivos son Android, y la gran mayoría se encuentran desactualizados y con huecos informáticos de infarto, ¿Qué están haciendo las operadoras móviles al respecto? Spoiler de respuesta: NADA.

En la actualidad los teléfonos inteligentes se han vuelto tan necesarios para la vida que tenerlos forma parte de la identidad digital-analógica de cada persona. Pero comprar un teléfono celular puede parecer más complicado de lo que parece, el hecho de tener un catálogo bastante extenso no hace más fácil que los consumidores puedan escoger con sencillez que modelo es el más adecuado para sus necesidades, muchos incluso solo se preocupan por la cámara y tamaño de pantalla dejando de lado todo lo demás.

Un problema común y que muchas personas omiten o no conocen es la homologación de los teléfonos con las redes de los operadores móviles de nuestro país, sobre todo con los equipos provenientes del mercado chino, que en muchas ocasiones pueden no funcionar correctamente con nuestro operador telefónico.

Modelos y marcas hay infinidades para escoger, pero a la hora de adquirirlos es necesario preguntarse si nuestra información está segura con la operadora que elegimos ¿cuándo fue la última vez que su operador le envió un mensaje enseñándole a usar su equipo o informándole que actualizaciones debería hacer?

Las operadoras hoy día deben preocuparse por brindar seguridad informática móvil a sus clientes, pero en la realidad considero que esta responsabilidad no se lleva a la práctica por la cantidad de reclamos que a diario se observan en las redes sociales. Una de las exigencias debería ser la de mantener las licencias de los dispositivos al día.

Ecuador tiene una gran cantidad de dispositivos móviles activados y no daré las cifras porque sencillamente el INEC no está actualizado en este tema hasta el 2020 que hará su próximo Censo Nacional, debería ser más que el doble del total poblacional de todo el país, la mayor cantidad de estos dispositivos son Android, y la gran mayoría se encuentran desactualizados y con huecos informáticos de infarto, ¿Qué están haciendo las operadoras móviles al respecto? Spoiler de respuesta: NADA.

El otro día adquirí uno de los nuevos modelos que Nokia que ya viene con Android, al fin. Y no solo eso, se preocupa por dar un gran soporte a sus equipos, al iniciarlo por primera vez noté que tenía varias actualizaciones de sistema que realizar así que tras cuatro reiniciadas el equipo entre comillas estaba óptimo con lo último de seguridad en Android.

Compré el equipo a mediados de octubre del presente año así que su actualización hasta esa fecha pertenecía a la del mes de septiembre, a decir verdad esto me sorprendió mucho ya que ni la misma Samsung se ha preocupado tanto por este aspecto, pero este artículo no va entrar en detalles de equipos en específico.

En el mismo mes Nokia liberó otra actualización de sistema esta vez contenía una versión nueva del sistema Android y estaba muy ansioso de recibirla, ya que mejoraron el uso de la batería y la seguridad del dispositivo aún más; sin embargo, no pude actualizarlo en octubre, y bueno uno diría, ya llegarán estas actualizaciones, a veces demoran. Así que espere unos días, sin resultados, me comunique con el soporte de Nokia que viene en modo aplicación en el mismo teléfono y chatee con uno de los operadores; le pregunte cuándo llegaría la actualización a mi equipo y ellos dijeron que muy pronto estará.

Para esto yo ya había visto que otros teléfonos iguales al mío ya estaban en la versión que yo esperaba tener, esperé unos días más y como no recibía nada volví a tomar contacto con el soporte de Nokia. Ellos dijeron que ya debería haber recibido dicha actualización. En fin, para no alargar más hicimos algo curioso, cambiamos el chip del operador y las actualizaciones empezaron a llegar como por arte de magia, podría decirse que es un final feliz; sin embargo, soy un ser curioso así que decidí averiguar qué estaba pasando con el chip de mi operador.

Me comuniqué con ellos vía Twitter y no pudieron darme una respuesta en concreto, alegando que ellos solo proveen servicio de internet y que las actualizaciones de los equipos dependen netamente de los fabricantes, ¿sí es así, entonces por qué no me llegó la actualización a mi equipo con ese operador y con el de la competencia sí?

Aquí viene algo mucho más curioso. Cuando estaba concluyendo el chat con el experto de Nokia me indicó que ciertos operadores tienen bloqueados los protocolos de conexión por los que pasan las actualizaciones de sistema de los teléfonos. Entonces pensé, aquí está pasando algo o muy inocente o muy perverso, esto depende de por dónde se lo mire.

Para confirmar mis sospechas me comunique con un viejo amigo que trabaja en la operadora de la competencia y que ejerce dentro de la misma hace ya 13 años y ahora se encarga de las contrataciones de equipos nuevos; le pregunte si ellos tenían las licencias de actualización de Nokia, su respuesta fue: “Nosotros no traemos Nokia hace años”. Luego pregunté por el tema de las licencias en las actualizaciones. “Eso depende de cada operador, a veces cuando traemos un equipo nos venden licencias de actualizaciones de seguridad”.

Para hacer de fácil entendimiento este artículo voy a poner este ejemplo: Digamos que vas a un concesionario de carros y que compras un vehículo en particular, compras ese carro por x número de cosas. Este x número de cosas las aprendes porque el vendedor te asesora en todo al detalle, hasta en  los kilómetros recorridos para llevar el auto al taller del concesionario, no del fabricante, para recibir su mantenimiento dentro de la garantía. La gente confía en que ellos harán su trabajo y todo va a  estar bien.

Ahora pongamos este mismo escenario en la compra de un nuevo equipo telefónico en nuestra operadora de preferencia con la firma de un montón de papeles. Y aquí viene lo más curioso, ¿qué pasa si se roban el equipo?, ¿qué pasa con nuestra información?, ¿quién nos garantiza la seguridad informática móvil?

Las operadoras por el momento se están limpiando las manos con respecto al tema porque lo que les interesa es vender sus servicios lo que no está mal; sin embargo, no nos garantizan nada.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *