LOADING

Type to search

El paro de los transportistas que solo piensan en ellos


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
martes, febrero 27, 2018
El paro apenas duró 16 horas, pese al tono amenazante de sus dirigentes. Solo el 38% de sus agremiados se habían plegado, según el Ministerio de Obras Públicas.

Se termina febrero con demasiadas noticias, con Carnaval de por medio y Semana Santa por delante, delaciones, audios filtrados, indignados los autores de la desinstitucionalización del país auspiciada por ellos para montar una estructura con todos los poderes al servicio de una persona, quien al ver los actos de corrupción en el que están involucrados su círculo íntimo no tiene otra cosa más que decir: liberen a Glas. El exvicepresidente condenado en una de las mayores tramas de corrupción de América Latina que hasta ha llamado la atención de los guionistas de Netflix, tan empeñados en escarbar en lo peor de la condición humana, con un toque de Corín Tellado a veces.

Y en  la política local, un paro amenazante de transportistas reclamando al actual gobierno una deuda dejada por el anterior gobierno que les había ofrecido oro, incienso y mirra con tal de que ayudaran a llenar coliseos como el Rumiñahui para dar idea de que todavía tenía apoyo político. Anunciaron un paro de 24 horas con la amenaza de que podría ser progresivo si el actual gobierno no les firmaba un acta de compromiso para el cumplimiento de las promesas del anterior que se había jactado de dejar la mesa servida, pero de deudas.

El paro apenas duró 16 horas, pese al tono amenazante de sus dirigentes. Solo el 38% de sus agremiados se habían plegado, según el Ministerio de Obras Públicas. Pero más temor que el paro de los mimados por el anterior gobierno, fue el temor provocado por los dos sismos en Balao. Dos en menos de once horas, casi con similar intensidad y en el mismo epicentro, con pocos kilómetros de distancia.

Y luego vino la historia de Gol TV con desenlaces que nunca terminan de concretarse, como el del audio filtrado a la Fiscalía por medio de una misteriosa red social, más misteriosa aún que la historia del 30-S creada, al parecer, sin guionistas de Netflix. Un trabajo pendiente para algún guionista ecuatoriano, porque podría tener hasta más éxito que la historia de Lava Jato, su Matrix.

Febrero se acaba, llega marzo con la grata noticia de la visita del escritor nicaragüense Sergio Ramírez, que tendrá un conversatorio con estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito el viernes a las 16:00, cuando ya sea marzo, según el anuncio del propio escritor hecho, como no podía ser de otra manera, en su cuenta de Twitter. Hablará de su nueva novela Ya nadie llora por mí, pero seguramente también le preguntarán por uno de los más bellos títulos de la literatura latinoamericana, Margarita, está linda la mar, porque le hace creer al lector que en realidad la mar está linda y el viento lleva esencia sutil de azahar.

En cuanto a las universidades, la UIDE ha organizado un concurso innovador para otorgar becas a estudiantes que deseen estudiar comunicación, el arte de contar historias desde plataformas multimedias. Y Álvaro Campo, de la Universidad Casa Grande, hace una radiografía de la tragedia venezolana, ¿por qué no es aplicable un corredor humanitario y cuáles son las condiciones pasar salir de Nicolás Maduro?

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *