LOADING

Type to search

Romper las reglas de la impunidad


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
jueves, marzo 1, 2018
Pero Ecuador también está dando pasos para romper ese sistema de impunidad y uno de los más grandes fue el haber desmontado primero ese Consejo de Participación Ciudadana y Control Social con el que se tejió un aparato de amenazas y silencios.

Sergio Moro es el juez brasileño que llevó adelante todo el proceso de Lava Jato, que empezó en 2014 en una lavandería de autos y ha puesto a temblar a toda la clase política latinoamericana. El caso hasta ahora ha derivado en 118 sentencias condenatorias incluida la del expresidente Luis Inacio Lula da Silva, tras desnudar un sistema de sobornos que traspasó la fronteras de Brasil de la mano de un conglomerado empresarial que financiaba campañas y pagaba hasta las prostitutas de las fiestas de renombrados políticos y sus amigos.

“La corrupción siempre ha existido y existirá, pero lo que debemos hacer es romper las reglas de la impunidad”. La frase es la del juez de la 13 Corte Criminal Federal de Curitiba, durante su visita a México. El mayor mérito de Lava Jato fue precisamente haber roto un pacto de impunidad entre el poder político y las corporaciones, con la colaboración de delincuentes confesos.

“Un exdirectivo de Petrobras reveló los crímenes de otro -dijo Moro-. Y eso hizo posible procesar un caso mucho más grande que reveló todo un sistema criminal. Es importante tener pruebas. No puedes conseguir sentencias solamente con deposiciones”. Fue cuestión de negociación. Primero con Suiza para obtener información sobre los sobornos a cambio de no procesar delitos fiscales con esas pruebas. Así aparecieron los tentáculos de Lava Jato en 12 países, incluido Ecuador.

Las claves del éxito de Lava Jato, según Moro, están en los cimientos de la democracia colocados con minuciosa escrupulosidad tras la dictadura militar, para no volver a caer en ella. La primera, el sistema de justicia y la independencia interna de los órganos de investigación.

Los coletazos de Lava Jato golpearon duro en Ecuador donde un exvicepresidente de la República está preso al igual que exministros y varios altos exfuncionarios de la década pasada. Y muchos otros están a la espera de nuevas revelaciones.

Pero Ecuador también está dando pasos para romper ese sistema de impunidad y uno de los más grandes fue el haber desmontado primero ese Consejo de Participación Ciudadana y Control Social con el que se tejió un aparato de amenazas y silencios. Ahora hay un Consejo Transitorio que tiene delante de sí el gran reto de romper las reglas de la impunidad.

 

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *