LOADING

Type to search

Dos amenazas de bomba se registraron en distintas latitudes del país el sábado

Redacción
La Conversación EC
domingo, abril 29, 2018
El Ministerio del Interior y la Policía Nacional (...) pide a la ciudadanía en general, mantener la calma y ser comprensibles con decisiones tomadas para precautelar la seguridad de la ciudadanía ante las supuestas amenazas de bombas.

Dos amenazas de bomba  se registraron ayer sábado en varias partes del país. Sin víctimas ni daños que lamentar. La situación causó preocupación en el colectivo. Según reseña el diario, El Telégrafo, el primer hecho se registró en Quinindé, en Esmeraldas. Empleados de Celec EP dieron la alerta a las autoridades. Los funcionarios descubrieron que en una torre de energía eléctrica estaban pegados con cintas presuntos explosivos a las bases de la antena. Inmediatamente arribaron los especialistas del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) para inspeccionar la situación. Ahí se neutralizaron y removieron cargas explosivas de la torre que contenían pentolita.

Ramiro Mantilla, Comandante de la Policía, aseguro en entrevista exclusiva con Pública FM, que en el sector de las torres se desactivaron 13 artefactos y están verificando si el material es similar al usado en el atentado en Viche el mes anterior.

Evacuado el Hospital de Santo Domingo

La tarde del sábado debido a una supuesta amenaza de bomba, el hospital Gustavo Domínguez y el centro comercial de Santo Domingo fueron evacuados.

Perros de la policía dieron la alarma de la supuesta presencia de explosivos en un vehículo que estaba frente al centro de salud.

El vehículo se encontraba a escasos veinte metros del ingreso al hospital y en la parte trasera del centro comercial Paseo Shopping, a 50 metros a la redonda se cerró el paso vehicular y peatonal.

El vehículo sospechoso de color blanco fue inspeccionado por miembros del Grupo de Intervención y Rescate, quienes determinaron luego que se trataba de un cartón con tubos que contenían pólvora negra.

 

La zona fue acordonada y se evacuó a las personas que se hallaban en el centro comercial, parte del hospital y en las inmediaciones de la alerta, posteriormente se procedió a realizar dos detonaciones controladas.

Una de las detonaciones fue para neutralizar a la batería del automotor, la otra explosión fue para controlar a una caja de cartón llena de al menos 50 tubos, de unos 15 cm de largo, que contenían pólvora negra, estaban sujetos con cinta de embalaje y a su lado tenían un cable con frascos que contenían líquidos.

William Ron, jefe encargado del Comando, explicó que la pólvora fue puesta análisis para determinar su tipo y otros datos que les permita aclarar la procedencia y a los responsables de haber estacionado el vehículo, para ello utilizaran video de las cámaras de vigilancia del ECU 911.

La Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) en un comunicado informó que ante la posible amenaza de bomba, se evacuó a quienes se encontraban en la zona. El Grupo de Intervención y Recate llegó al sitio, junto a la Unidad de Antiexplosivos, para verificar lo ocurrido.

Se indicó también que la detonación se trató de una práctica controlada que permitió al equipo especializado inspeccionar el interior del vehículo donde se presume que se encontraba un artefacto explosivo.

“El Ministerio del Interior y la Policía Nacional (…) pide a la ciudadanía en general, mantener la calma y ser comprensibles con decisiones tomadas para precautelar la seguridad de todos, como el cierre de vías y el acordonamiento de lugares”, se aseguró en el boletín de prensa.

Tags: