LOADING

Type to search

Red Bull agarró alas en el Gran Premio de China


Redacción
La Conversación EC
domingo, abril 15, 2018
Mientras permanece a la espera de encontrar el propulsor adecuado que le permita volver a la gresca por el título, la tropa de Red Bull debe conformarse con destellos puntuales, como por ejemplo el que vimos en China y que le permitió a Daniel Ricciardo llevarse una victoria a priori impensable. Se esperaba un duelo […]

Mientras permanece a la espera de encontrar el propulsor adecuado que le permita volver a la gresca por el título, la tropa de Red Bull debe conformarse con destellos puntuales, como por ejemplo el que vimos en China y que le permitió a Daniel Ricciardo llevarse una victoria a priori impensable.

Se esperaba un duelo entre Ferrari-Mercedes, pero se vivió una victoria inesperada de Red Bull en el Gran Premio de Fórmula 1 de China este domingo, gracias a un recital de adelantamientos del australiano Daniel Ricciardo, que pone emoción al Mundial.

Los favoritos Lewis Hamilton (Mercedes), con problemas todo el fin de semana, y Sebastian Vettel (Ferrari), que sufrió un choque del holandés Max Verstappen (Red Bull), sólo fueron 4º y 8º respectivamente.

El triunfo del australiano, el primero para él desde el que logró en Bakú hace ahora justo un año, lo cimentó el departamento de estrategia de Red Bull desde el muro al ejecutar un plan predeterminado a la perfección y en el momento adecuado, reseña El País.

La revolución en el pelotón tuvo lugar superado el ecuador de la prueba (vuelta 30), cuando los dos Toro Rosso se tocaron y dejaron una de las curvas llenas de pedazos de fibra de carbono. La irrupción del coche de seguridad hizo que tanto Ricciardo como su compañero, Max Verstappen, se metieran en los garajes para llevar a cabo una parada inicialmente no prevista (vuelta 31) a colocar un juego de gomas más blandas que las que equipaban los monoplazas de los demás.

A partir de ese momento fue cuestión de tiempo que Ricciardo ejerciera de lo que es, el corredor que mejor adelanta de todos. El piloto de Perth salió del taller el sexto pero no se precipitó como su vecino —Verstappen, que circulaba el cuarto, se llevó puesto a Sebastian Vettel (segundo) y arruinó su carrera y la del alemán—, y se fue zampando a sus rivales sin vacilar, uno tras otro, hasta superar a Valtteri Bottas (segundo), a falta de 11 giros para la bandera de cuadros. Fernando Alonso terminó el séptimo y Carlos Sainz lo hizo el noveno, después de circular ambos permanentemente entre el pelotón.

Tags: