LOADING

Type to search

Daniel Ortega muestra su rostro más brutal en la sangrienta represión contra la Marcha de las Madres


Redacción
La Conversación EC
jueves, mayo 31, 2018
Los seguidores del Frente Sandinista, grupos parapoliciales y oficiales antidisturbios dispararon contra los manifestantes, que marchaban desarmados por la céntrica Carretera a Masaya de Managua

El Día de las Madres en Nicaragua, que se celebra el 30 de mayo, mostró el rostro más brutal del gobierno de Daniel Ortega. Miles de personas salieron a marchar en varias ciudades nicaragüenses en solidaridad con las madres de los asesinados en la represión de las protestas contra el gobierno.

Organizaciones de Derechos Humanos reportaron la muerte de varias personas en Managua, Estelí y La Trinidad, además de decenas de heridos por ataques armados contra miles de manifestantes encabezados por las madres de las víctimas de la represión de abril en este país.

Según La Prensa de Nicaragua, el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, afirmó que un primer reporte conseguido de fuentes hospitalarias contabiliza al menos cuatro personas asesinadas y 53 heridos en Managua.

Para Amnistía Internacional, el nuevo ataque gubernamental a la marcha de las madres de los asesinados, “muestra la sistemática política de disparar a matar” de parte del gobierno, y critica que por la mañana haya firmado un acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y por la tarde ordenara reprimir violentamente a la población.

Los seguidores del Frente Sandinista, grupos parapoliciales y oficiales antidisturbios dispararon contra los manifestantes, que marchaban desarmados por la céntrica Carretera a Masaya de Managua.

Escenas de pánico se vivieron a partir de las 17:00 cuando los manifestantes caminaban hacia la Universidad Centroamericana (UCA), donde la manifestación terminaría con un evento cultural. A esa hora comenzaron a estallar disparos desde el Estado Nacional localizado a unos metros de distancia.

Los testigos informaron que varias personas comenzaron a caer heridas sobre el pavimento. Grupos de paramédicos y ambulancias se movilizaron hacia la zona, aunque algunos heridos tuvieron que ser trasladados en motocicletas a varios hospitales de la capital. Las autoridades de la UCA abrieron el campus para que la gente pudiera refugiarse en su interior. También hubo ataques al canal 100% Noticias, que en abril fue censurado por Ortega, y a la Radio Ya, afín al Gobierno.

La violencia se desató minutos después de que el presidente, Daniel Ortega, diera un discurso en una marcha que había sido convocada por el Gobierno en otro punto de la ciudad, con la que el mandatario pretendía demostrar la estabilidad del Ejecutivo. Ortega reaccionó a las críticas hechas por la cúpula empresarial, que exigió la noche del martes un cambio de Gobierno y el cese de la represión.

“Nicaragua no es propiedad privada de nadie”, dijo Ortega. “Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos”, afirmó el mandatario, en clara referencia a la exigencia de que deje el poder.

La manifestación de las madres había comenzado a las 14.00 (hora local) en la céntrica rotonda Jean Paul Genie de la capital. El cantautor Carlos Mejía Godoy inauguró el evento con su célebre “Ay, Nicaragua, Nicaragüita”, que la gente coreó como si se tratara del himno de este país. Las madres de las víctimas de la represión portaban las imágenes de sus hijos asesinados en los días más cruentos de la violencia, en abril, cuando comenzaron las manifestaciones contra una reforma a la Seguridad Social impuesta por Ortega.

La manifestación ocupó 3,9 kilómetros de la céntrica Carretera a Masaya, punto neurálgico de la economía de la capital. Centenares de miles marcharon de forma pacífica, decían consignas contra el Gobierno y en apoyo a los estudiantes, que son los principales protagonistas de esta rebelión ciudadana, que acumula ya más de 80 muertos. Entre ellos estaba el escritor y exvicepresidente Sergio Ramírez, para quien la manifestación era “una demostración de fe en el futuro”. Una hora después, la manifestación fue reventada con violencia.

Tags:

Temas relacionados