LOADING

Type to search

El gobierno de Ecuador evita felicitar algún triunfo de Nicolás Maduro en Venezuela


Redacción
La Conversación EC
miércoles, mayo 23, 2018
La última condena a las elecciones en Venezuela llegó del Grupo de los Siete (G7) que rechazó este miércoles 23 el resultado de la elección presidencial de Venezuela, alegando que la victoria de Nicolás Maduro carece de "legitimidad y credibilidad", y pidió una nueva votación

El Gobierno ecuatoriano finalmente se pronunció sobre los cuestionados comicios realizados el pasado 20 de mayo en Venezuela, en las que el presidente Nicolás Maduro habría sido reelegido para gobernar hasta 2025. Una jornada que ha sido desconocida por varios bloques de países y la oposición venezolana.

“El Gobierno del Ecuador, en respeto a la libre determinación de los pueblos y la no injerencia en asuntos internos de cada Estado, reconoce la actitud pacífica del pueblo venezolano en las elecciones del domingo pasado”, dice el documento oficial publicado por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) de Ecuador.

El comunicado, que no ha sido subido en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, expresa su “preocupación por la difícil situación en la que se encuentran los hermanos venezolanos y por las condiciones de participación de la oposición en el último proceso electoral”.

El documento ecuatoriano finaliza reiterando su “llamado a todos los actores políticos y sociales para que sea el proceso de diálogo, enmarcado en la tolerancia y la paz, el que conduzca a una salida democrática y a la reconciliación definitiva en este momento histórico que vive nuestra hermana República de Venezuela”.

Aunque la mayoría de los países en el continente americano rechazaron las recientes elecciones presidenciales en Venezuela un puñado de aliados de Caracas en la región enviaron calurosas felicitaciones. Bolivia, Cuba, Nicaragua, El Salvador y otros pocos pero importantes aliados geopolíticos, como Rusia e Irán, fueron efusivos en su respaldo al mandatario.

Las críticas sobre la ilegitimidad del proceso vinieron principalmente del Grupo de Lima -compuesto por 14 países- y de Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, no se demoró en imponer nuevas sanciones contra el gobierno venezolano y amenazar con tomar más medidas.

La última condena a las elecciones en Venezuela llegó del Grupo de los Siete (G7) que rechazó este miércoles 23 el resultado de la elección presidencial de Venezuela, alegando que la victoria de Nicolás Maduro carece de “legitimidad y credibilidad”, y pidió una nueva votación.

Tags:

Temas relacionados