LOADING

Type to search

Fin de la guerra comercial: China acepta reducir el déficit comercial de EEUU, cifrado en $375.000 millones


Redacción
La Conversación EC
domingo, mayo 20, 2018
La distensión llega dos meses después de que Trump abriese una batalla que hizo temblar al mundo. El pasado 23 de marzo, tras haber suspendido el pulso arancelario con Europa ($153.000 millones de déficit), el presidente ordenó imponer al gigante asiático aranceles del 25% a importaciones por valor de $60.000 millones

Estados Unidos y China decidieron poner fin a su guerra comercial tras dos días de intensas reuniones en Washington,. Pekín acepta reducir el déficit comercial de EEUU (cifrado en 375.000 millones en 2017) y ambas potencias dejan sin efecto las subidas arancelarias que amenazaban con desencadenar una guerra comercial de dimensiones planetarias, reseña El País.

Pese al acuerdo, Trump se ha guardado silencio y los negociadores han evitado cualquier triunfalismo, porque no se han acordado cifras y la petición del director del Consejo Nacional de Economía, Larry Kudlow, de que China reduzca el déficit estadounidense en $200.000 millones al año tampoco ha sido aceptada.

Según El País, más que la paz final, lo que se ha pactado en Washington son las condiciones de un armisticio. Un equipo de Trump viajará a Pekín para trabajar en los detalles. “Hemos llegado a un consenso y no entraremos en una guerra comercial. Mientras materializamos el acuerdo marco, se suspenden las subidas tarifarias”, afirmó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

China, sin embargo, cedió públicamente a la presión de Trump y reconoció que tendrá que aumentar las importaciones de EEUU. “Para satisfacer las crecientes necesidades de consumo del pueblo chino y su necesidad de un desarrollo económico de alta calidad, China incrementará sus compras de bienes y servicios estadounidenses. Esto ayudará al crecimiento y al empleo en Estados Unidos. Ambas partes también han acordado incrementos sustanciales en exportaciones agrícolas y energéticas estadounidenses”, dice el comunicado conjunto.

La distensión llega dos meses después de que Trump abriese una batalla que hizo temblar al mundo. El pasado 23 de marzo, tras haber suspendido el pulso arancelario con Europa ($153.000 millones de déficit), el presidente ordenó imponer al gigante asiático aranceles del 25% a importaciones por valor de $60.000 millones. Fue un golpe de efecto que, como todo en Trump, se dirigía a su base electoral.

Tags:

Temas relacionados