LOADING

Type to search

La fortaleza del dólar ya es una mala noticia para las inversiones en los mercados emergentes


Redacción
La Conversación EC
miércoles, mayo 9, 2018
Desde mediados de abril, el dólar se ha fortalecido cerca del 5 por ciento, mientras que los rendimientos de los bonos estadounidenses a 10 años han trepado por encima de la marca clave del 3 por ciento por primera vez en cuatro años

El alza del dólar probablemente impactará este año en la inversión extranjera en los mercados emergentes, dijo el miércoles el Instituto de Finanzas Internacionales. El grupo con sede en Washington, un rastreador reconocido de flujos de capital hacia y desde los mercados emergentes, calificó el alza del dólar y los mayores rendimientos de los bonos de Estados Unidos como un cambio de paradigma para los inversores.

Como resultado, las entradas de capital probablemente se mantengan en los niveles vistos el año pasado, advirtió al recortar su previsión de entrada de capitales para el 2018 en 43.000 millones a 1,22 billones de dólares.

“Las perspectivas para la entrada de capital no residente a los mercados emergentes este año se han deteriorado (…) Crecientes rendimientos de bonos estadounidenses y un dólar más fuerte han generado una ‘parada repentina’ en los flujos de cartera desde mediados de abril”, dijo el Instituto en un reporte citado por la agencia Reuters.

Como parte del producto interno bruto, las entradas de capital caerán al 3,7 por ciento desde el 4,2 por ciento registrado en 2017, agregó.

Desde mediados de abril, el dólar se ha fortalecido cerca del 5 por ciento, mientras que los rendimientos de los bonos estadounidenses a 10 años han trepado por encima de la marca clave del 3 por ciento por primera vez en cuatro años. Esto está ejerciendo una fuerte presión en los mercados emergentes, empujando las monedas a la baja y los rendimientos al alza.

Argentina, uno de los países más golpeados, se ha visto forzada a pedir asistencia del Fondo Monetario Internacional.

El Instituto prevé que los mercados de bonos emergentes serán los más castigados, con flujos de entrada de 255.000 millones de dólares este año, una caída con respecto al récord del año pasado de 315.000 millones de dólares. Los flujos de entrada mensuales hasta el momento promediaron los 13.000 millones de dólares hasta abril, la mitad de los niveles del año anterior.

Tags: