LOADING

Type to search

Los chavistas


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
domingo, mayo 20, 2018
El chavismo es una de las peores lacras que ha cultivado América Latina, una especie de cáncer alimentado por los petrodólares del imperio que tanto ama y desprecia. Nada se puede esperar de esta jornada del domingo, solo serviles festejos de oscuros personajes

El desmantelamiento de la poca institucionalidad democrática venezolana avanza a pasos agigantados con los aplausos y festejos que caen en el ridículo y la vileza de personajes como José Luis Rodríguez Zapatero (declarado más chavista que el mismo Podemos), Diego Armando Maradona (para variar) y hasta el expresidente ecuatoriano que parece extrañar para Ecuador la suerte de Venezuela.

Maduro llega este domingo a concretar un plan que parecería diseñado por un cartel colombiano o mexicano: aislar a Venezuela del resto de las democracias del mundo con el fin de mantener los privilegios de unos pocos casa adentro, de los jefes de una mafia que no dudan en asesinar, secuestrar y expulsar a quienes no quieran someterse a su perverso control, ni pagar las vacunas para vivir en su propio país sin nada, ni siquiera alimentos.

Las supuestas elecciones de este domingo sin garantías, transparencia ni limpieza alguna se hacen muy parecidas a las de Cuba donde dirigentes de un partido único se juntan y eligen a su presidente. Es el ideal de democracia del llamado del siglo XXI que busca ciudadanos empobrecidos y sometidos y patriarcas con caravanas de autos de lujo para ir a dar sermones de cómo vivir en la pobreza, como muy bien ha evidenciado la situación de Nicaragua.

Millones de venezolanos han sido expulsados de su país y muchas veces han sido vilipendiados y obligados a vivir en la calle. Millones de venezolanos que vieron atónitos como su país se caía a pedazos ante la complicidad de unos dirigentes de la oposición que también se han servido de la mesa del chavismo.

El chavismo es una de las peores lacras que ha cultivado América Latina, una especie de cáncer alimentado por los petrodólares del imperio que tanto ama y desprecia. Nada se puede esperar de esta jornada del domingo, solo serviles festejos de oscuros personajes. Festejos que algún día tendrán un desenlance, cuando las organizaciones de lucha contra las drogas y el crimen organizado vayan armando la ruta del dinero que ha permitido a muchos tener una vida de jeques árabes sin haber creado un solo empleo legal en su vida.

Tags:

Temas relacionados