LOADING

Type to search

Cómo fue la guerra de decisiones judiciales que un juez, exfuncionario de Lula, desató para intentar su liberación


Redacción
La Conversación EC
lunes, julio 9, 2018
Lula da Silva, presidente de Brasil entre el 2003 al 2010, fue condenado luego de que se diera por probado que recibió un apartamento de lujo en el balneario de Guarujá, Sao Paulo, a cambio de beneficiar a la constructora OAS en la adjudicación de contratos con la petrolera estatal Petrobras

La guerra de decisiones entre jueces dejó a los brasileños en vilo a lo largo del día durante el proceso que se le sigue al expresidente Lula da Silva. El juez Rogério Favreto, del Cuarto Turno del Tribunal Federal de la Cuarta Región (TRF-4), con sede en Porto Alegre, concedió un hábeas corpus que suspendía la ejecución provisional de la pena de 12 años y un mes de prisión que recibió por corrupción y lavado de dinero.

El magistrado Favreto argumentó que el Supremo Tribunal Federal que aprobó la ejecución de la pena no ha justificado la necesidad de la prisión. Además, señaló que la precandidatura de Lula a la presidencia es un hecho nuevo para justificar su libertad, pues su reclusión afectaría sus derechos políticos.

“La ilegal e inconstitucional ejecución provisional de la pena impuesta al expresidente Lula no puede castigar sus derechos políticos, tampoco restringir el derecho a los actos inherentes a la condición de precandidato al cargo de presidente de la República”, precisó el juez Rogério Favreto.

Las elecciones presidenciales se realizarán entre el 7 y el 28 de octubre del 2018.

Rogério Favreto escaló este domingo a las primeras planas de los diarios de Brasil. Él firmó la resolución en favor del jefe del Partido de los Trabajadores (PT), Lula da Silva. Favreto fue militante precisamente de esta organización durante 19 años, desde 1991 hasta el 2010. Se desafilió antes de ser nombrado juez.

Favreto  ocupó diversos cargos durante el segundo gobierno de Lula da Silva. Fue asesor jurídico de la casa civil de la presidencia, jefe de consultoría jurídica del Ministerio de Desenvolvimiento Social, jefe de asesoría jurídica de la Secretaría de Relaciones Institucionales, secretario general de la reforma Judicial del Ministerio de Justicia, hasta junio del 2010. El 2011, la Orden de Abogados de Brasil presentó su candidatura como parte de una terna a la entonces presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, quien decidió nombrarlo en el cargo.

El juez Sergio Moro, que investigó y condenó a Lula, se negó a cumplir la orden de libertad. Señaló que Favreto es incompetente para anular la prisión de Lula. Recordó que la prisión fue dispuesta por el colegiado del Octavo Turno del Tribunal Región Federal de la Cuarta Región, ratificada por el Plenario del Supremo Tribunal Federal

Moro señaló que el hábeas corpus debe ser resuelto por el pleno del Tribunal Federal de la cuarta región, que no trabajaba el domingo. Señaló que consultó su decisión con el juez federal, Joao Pedro Gebran Neto.

Más tarde, el procurador José Osmar Pumes presentó un recurso en contra de la orden de libertad, que fue acogido por el juez Gebran Neto, relator de Lava Jato en el Tribunal Federal de la Cuarta Región. Gebran Neto anuló la orden de libertad dispuesta por su colega Rogério Favreto.

Horas después, en medio del forcejeo judicial, el juez Rogério Favreto volvió a ratificar su decisión de darle libertad a Lula. Dispuso que la excarcelación debe ser ejecutada bajo responsabilidad por cualquier agente federal presente en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, donde Lula cumple la pena de prisión desde el pasado 4 de abril.

El desconcierto fue tal ayer en Brasil, que hasta intervino el presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, Thompson Flores, quien decidió que Lula debe seguir preso. Zanjó la batalla judicial y determinó que siga en prisión, respondiendo así al pedido interpuesto por el Ministerio Público Federal para suspender la decisión del juez de turno Favreto. En su decisión, indicó que la libertad de Lula es competencia del instructor de Lava Jato y no del juez de guardia.

De esa forma, Flores puso fin, al menos de forma temporal, al conflicto jurídico sobre la libertad de Lula. Ante la expectativa de que fuera liberado, decenas de simpatizantes se reunieron a las puertas de la Policía Federal de Curitiba.

Lula da Silva, presidente de Brasil entre el 2003 al 2010, fue condenado luego de que se diera por probado que recibió un apartamento de lujo en el balneario de Guarujá, Sao Paulo, a cambio de beneficiar a la constructora OAS en la adjudicación de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

El expresidente de Brasil ha negado los cargos y afirma que el departamento no está registrado a su nombre y nunca tuvo la posesión del mismo y retó a sus críticos a presentar las pruebas hasta el 15 de agosto, cuando debe inscribir su candidatura para la presidencia de Brasil.

Minuto a Minuto

09:05: el juez de guardia, Rogério Favreto, del tribunal de segunda instancia de la 4ª Región (TRF4), con sede en Porto Alegre, ordena liberar a Lula, acogiendo pedido de hábeas corpus planteado por la defensa del expresidente.

12:05: el juez anticorrupción de primera instancia Sérgio Moro, que condenó a Lula en primera instancia, afirma que Favreto carece de competencias para ordenar la liberación de Lula.

12:24: Favreto emite una nueva orden de liberar a Lula.

13:01: el Ministerio Público Federal cuestiona, al igual que Moro, la competencia del juez de guardia y pide reconsiderar la decisión.

14:13: el juez Joao Pedro Gebran Neto, relator del juicio de Lula en el TRF4, anula la orden de liberación emitida por Favreto.

-15:20: Moro informa que, aunque está de vacaciones hasta el 31 de julio, emitió su parecer al haber sido citado en el pedido de hábeas corpus. Esa aclaración la hizo después de que su intervención fuera cuestionada por el Partido de los Trabajadores.

16:04: Favreto no se da por vencido y ordena liberar a Lula de inmediato “en el plazo máximo de una hora”.

19:30: el presidente del TRF-4, Thompson Flores, zanjó y determinó que Lula siga preso.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *