LOADING

Type to search

¿Hay vida en Marte? Un lago parece demostrarlo


Redacción
La Conversación EC
domingo, julio 29, 2018
'El descubrimiento de agua líquida persistente en tantos cuerpos del Sistema Solar abre la posibilidad de que la vida no haya evolucionado una o dos veces, sino muchas y en muchos sitios a la vez. Buscar estas formas de vida será una prioridad de la exploración espacial para las próximas décadas'

El descubrimiento de un gran lago de agua líquida bajo el hielo del polo sur marciano abre ahora la posibilidad de que las formas de vida surgidas en los océanos de Marte hace miles de millones de años se adaptasen a la vida en las profundidades y sigan allí.

“Los datos del radar recopilados por la sonda espacial Mars Express de la ESA apuntan a un lago de agua líquida enterrado bajo capas de hielo y polvo en la región polar sur de Marte. La evidencia del pasado acuoso del Planeta Rojo prevalece en toda su superficie en la forma de vastas redes de ríos y canales secos de salida gigantescos claramente representados desde órbita por naves espaciales -explicó un comunicado de la NASA. Los orbitadores, junto con los módulos de aterrizaje y los exploradores que exploran la superficie marciana, también descubrieron minerales que solo pueden formarse en presencia de agua líquida”.

La investigación de radar muestra que la región del polo sur de Marte está compuesta de muchas capas de hielo y polvo a una profundidad de aproximadamente 1,5 km en un área de 200 km de ancho analizada en este estudio. Se ha identificado una reflexión de radar particularmente brillante debajo de los depósitos estratificados dentro de una zona de 20 kilómetros de ancho.

“Nuestras investigaciones con meteoritos marcianos demuestran que el tipo de compuestos químicos presentes en el planeta bastan para sustentar la vida”, explicó a El País John Priscu, ecólogo de la Universidad de Montana (EEUU) y jefe del proyecto de investigación de los valles de McMurdo, en la Antártida, donde existen hábitats parecidos al lago de agua salada que ha desvelado la sonda europea Mars Express.

“Uno de los problemas a los que nos hemos enfrentado es que para que la vida exista en Marte actualmente tenía que haber un sistema hidrológico subterráneo. El nuevo estudio nos acaba de mostrar que este sistema existe, lo que hace mucho más realista la posibilidad de que haya vida. Creo que el lago descubierto es solo uno de muchos por identificar y que estas reservas son un refugio para las formas de vida que pudieron existir cuando el planeta tenía océanos”, dijo.

El italiano Roberto Orosei, uno de los responsables del hallazgo, piensa igual que su colega estadounidense. Es posible, dijo, que haya más lagos subglaciales en el polo sur y también en el polo norte, donde aún no se ha realizado “una búsqueda sistemática”. Ahora arranca una complicada contrarreloj científica, pues la sonda europea está ya muy castigada tras 15 años de misión en el planeta rojo.

“Nuestro plan es acumular todos los datos que podamos de esta zona y aunque la decisión de cambiar el rumbo de la sonda es de los países que conforman la Agencia Espacial Europea está claro que explorar esta zona para encontrar más lagos se ha convertido en una prioridad clara”, explicó el astrónomo.

Los datos del instrumento de radar MARSIS indican que hay cientos de millones de metros cúbicos de agua líquida bajo una capa de hielo de un kilómetro y medio. No está claro si se trata de un lago, de rocas y agua salada mezcladas o de barro. No hay ninguna otra misión espacial en Marte que pueda resolver esta duda, así que habrá que esperar a 2020, cuando está previsto que China envíe a Marte un orbitador con un sistema de radar que puede confirmar el hallazgo. Por otro lado, la tecnología para perforar el hielo y estudiar el nuevo sustrato ya existe.

Uno de sus creadores es el investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts Michael Hecht, que ha construido varios modelos de sondas que derriten el hielo y son capaces de penetrar hacia capas más profundas. El inventor de esta tecnología es “escéptico” de que pueda haber agua líquida en el polo sur de Marte.

“La temperatura bajo el hielo tanto en Marte como en la Tierra aumenta a medida que penetras en el hielo -explicó Hecht-. Según nuestros cálculos, una capa de un kilómetro y medio no es suficiente como para hacer que la temperatura sea lo suficientemente alta. Donde sí es posible es en el polo Norte, porque la capa es de tres kilómetros. De hecho, es más probable que en polo norte haya grandes reservas de agua líquida”.

En su opinión el polo sur de Marte no es el lugar al que ir para buscar vida. “Es mucho más probable que la encontremos allí donde ya sabemos que hay océanos y aportes de calor a través de sistemas hidrotermales como Europa o Encélado (lunas de Júpiter y Saturno, respectivamente). Sin embargo, el polo sur de Marte es un entorno dificilísimo para realizar una misión espacial porque es el lugar más frío y donde el invierno es más largo”.

Por ahora no hay ninguna misión espacial aprobada que vaya a intentar alcanzar el nuevo lago marciano ni los océanos de Europa o Encélado, aunque todo indica que estos serán epicentros de la exploración espacial en el futuro.

“En La Tierra, en todos los lugares donde hay agua líquida también encontramos vida”, dijo Steve Clifford, del Instituto de Ciencias Planetarias, en Estados Unidos. “El descubrimiento de agua líquida persistente en tantos cuerpos del Sistema Solar abre la posibilidad de que la vida no haya evolucionado una o dos veces, sino muchas y en muchos sitios a la vez. Buscar estas formas de vida será una prioridad de la exploración espacial para las próximas décadas”.

Según la NASA, el hallazgo recuerda algo al lago Vostok, descubierto a unos 4 km por debajo del hielo en la Antártida en la Tierra. Se sabe que algunas formas de vida microbiana prosperan en los ambientes subglaciales de la Tierra, pero ¿podrían los pozos subterráneos de agua líquida salada y rica en sedimentos en Marte también proporcionar un hábitat adecuado, ya sea ahora o en el pasado? Si la vida alguna vez existió en Marte sigue siendo una pregunta abierta.

“La larga duración de Mars Express, y el agotador esfuerzo realizado por el equipo de radar para superar muchos desafíos analíticos, permitió este resultado tan esperado, demostrando que la misión y su carga útil aún tienen un gran potencial científico”, dijo Dmitri Titov, de la ESA y científico del proyecto Mars Express.

Mars Express se lanzó el 2 de junio de 2003 y celebrará 15 años en órbita el 25 de diciembre de este año.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *