LOADING

Type to search

La misión del FMI


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
viernes, julio 6, 2018
La evaluación del FMI a las cuentas públicas del Ecuador no es nueva, la única diferencia entre las hechas en el anterior gobierno y la actual es que ahora esa información se transparenta, sin ningún problema

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) terminó una visita técnica al Ecuador. Nada nuevo bajo el solo. Misiones similares llegaron en el anterior Gobierno llamado antiimperialista y cuanto más istas existieren, porque simplemente necesitó recurrir a los mercados de capitales en busca de financiamiento ante la dilapidación del milagro ecuatoriano como se conoció a la etapa de los altos precios del petróleo, de mucho más de 100 dólares por barril. Milagro que se esfumó, ahora se sabe, en pagar arriendos de edificios pese a la cantidad de inmuebles a cargo del Estado. Basta con recorrer un poco Quito para darse cuenta de esa realidad, edificios enteros donde antes funcionaba el Consejo de la Judicatura o la Secretaría de Administración Pública ahora están en arriendo.

La misión del FMI deberá elaborar un informe que será visto con lupa por potenciales inversionistas. Por lo pronto, el organismo multilateral adelantó que dos de los principales problemas que el país deberá enfrentar es el nivel de la deuda pública y el abultado déficit fiscal. Década ganada le llaman los partidarios del anterior Gobierno.

Hay varios factores, además, que incidirán en la recuperación económica, según la misión del Fondo, entre ellos la apreciación del dólar, porque afecta directamente a las exportaciones, y el alza de las tasa de interés en Estados Unidos, porque encarece el acceso al crédito.

El Gobierno se ha propuesto alcanzar el equilibrio fiscal primario hasta el 2021 y ha descartado nuevas emisiones de bonos en el mercado de capitales. En esa estrategia tendrá mucho peso todavía la recuperación del precio del petróleo, los recortes en el gasto de capital y el congelamiento de las contrataciones.

La evaluación del FMI a las cuentas públicas del Ecuador no es nueva, la única diferencia entre las hechas en el anterior gobierno y la actual es que ahora esa información se transparenta, sin ningún problema. Y eso es algo que hay que agradecer después de tantos años navegando a oscuras con unos cuantos iluminados que creían tener toda la verdad, actores principales de la gran farra, esa sí privada, privada con dineros públicos.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *