LOADING

Type to search

Un millón por ciento


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
martes, julio 24, 2018
Según el Índice Global de Esclavitud 2018, unas 174 mil personas sufren esa situación en territorio venezolano, una tasa de 5,6 por cada 1.000 habitantes en un país con las mayores reservas petroleras del mundo, con un riqueza despilfarrada por socialistas que solo saben medrar del Estado

Esa es la proyección del Fondo Monetario Internacional sobre la inflación de Venezuela al terminar el 2018. Lo que demuestra la gran capacidad de socialismo del siglo XXI y del chavismo para llevar a la ruina a un país a una velocidad vertiginosa. En abril la proyección para el cierre de este año era de 13.800%, una cifra de por sí astronómica, seis veces más grande que la que llevó a Argentina al corralito.

La situación  de Venezuela ha sido comparada con la de Alemania en 1923 o la de Zimbabue en 2008. El bolívar pierde valor a una velocidad exponencial. El salario mínimo fijado 5.196.000 bolívares es el equivalente a 1,5 dólares al cambio no oficial, que ni siquiera alcanza para comprar una lata de atún.

La destrucción del sistema de precios como mecanismo de asignación de recursos ya está hecha, según el FMI. El dinero ya no tiene ninguna función, se ha convertido en material para hacer artesanías como bolsos o carteras que se venden en Cucuta, la población colombiana fronteriza con Venezuela. Imágenes surrealistas. No solo el dinero ha perdido su función, todos lo servicios públicos son un albur al igual que el abastecimiento de alimentos lo que convierte a la crisis económica en una crisis humanitaria sin precedentes.

Solo en los dos últimos dos años, 1,6 millones de venezolanos abandonaron el país, obligados por el chavismo.  Venezuela, junto a Haití, es el país con una mayor incidencia de la esclavitud moderna, definida como cualquier situación de explotación que una persona no puede abandonar a causa de amenazas, violencia, coerción, abuso de poder o engaños.

Según el Índice Global de Esclavitud 2018, unas 174 mil personas sufren esa situación en territorio venezolano, una tasa de 5,6 por cada 1.000 habitantes en un país con las mayores reservas petroleras del mundo, con un riqueza despilfarrada por socialistas que solo saben medrar del Estado, que se creen los dueños de todo lo que se mueve.

Y ese es el ejemplo de país que fueron a predicar algunos correístas en La Habana, en el llamado Foro de Sao Paulo donde su líder máximo fue aplaudido por Piedad Córdova, Evo Morales, Nicolás Maduro… Ese es el modelo de país que quieren implementar en Ecuador, porque en sus sueños más húmedos está volver al poder para administrar los recursos públicos otra vez como si fueran su hacienda personal.

Lo repiten como una perogrullada, con frases llenas de clichés y loas a un comandante que dirige escuadrones de la muerte; esos colectivos armados al margen de la Fuerza Pública que siembran el terror en Venezuela y Nicaragua y que se intentó también imponer en Ecuador con un Código de Entidades de Seguridad que ahora mismo es revisado en la Asamblea y debería ser derogado.

 

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *