LOADING

Type to search

La demanda de la gasolina súper no llega al 15% y no va a variar  


Guido Macas
Universidad Ecotec
lunes, agosto 27, 2018
Hoy entra en vigencia el nuevo precio de la gasolina súper, como parte de las últimas medidas económicas del régimen

El precio de los combustibles es muy sensible y se presta siempre a la especulación. Sin embargo, al enfocarse el aumento solo en la gasolina súper, el presidente Lenín Moreno le apostó por un tipo de combustible cuya demanda no es superior al 15% y está llamando a una mesa de diálogo para la focalización de otros subsidios.

El gobierno tuvo tiempo de hacer una buena lectura las semanas previas al anuncio de las medidas, lapso en el que se hablaba del impacto que hubiera tenido el aumento  al precio de combustibles de uso más generalizado como las gasolinas extra, eco y el diésel.

Tampoco se prevé un gran desplazamiento de consumidores de súper. Si antes no lo hicieron, es difícil que ahora decidan hacerlo, pese a que el aumento equivale al 42%. Comúnmente, el usuario de gasolina súper tiene un auto nuevo, de alta o baja gama. Los primeros meses se cuida el motor del vehículo y se prefiere una gasolina de mejor calidad, pero conforme pasa el tiempo los usuarios dejan de tener ese cuidado. Hay otros que prefieren mezclar. La demanda no ha cambiado en los últimos 20 años.

Sin embargo, el gobierno olvidó un detalle importante: Ecuador es el segundo país, detrás de Venezuela, con los precios de combustible más bajos en la región por el tema de subsidios y solucionar las fugas en la frontera debieran ser una prioridad. Nadie dice que sea fácil, sin embargo, se calcula que por ahí el país pierde anualmente entre 500 y 600 millones de dólares. Si el gobierno quiere ser austero puede pensar en sellar las fronteras al contrabando. En cuanto a la focalización de subsidios, lo que vale la pena es controlar los vehículos de alta gama que han sido adaptados a diésel. Esta es una deformación del uso de combustible que debe parar.

En Ecuador, el aumento de precios en los combustibles causaba un caos social al punto de hacer tambalear gobiernos. Esta es la primera vez que el precio cambia solo para un tipo de gasolina y de uso restringido, por lo tanto no hay justificación para elevar ningún bien y/o servicio. Los ciudadanos no pueden dejarse llevar por la especulación dinámica.

Con la dolarización ese fantasma de la inflación también desapareció; es una moneda fuerte que da al país tranquilidad a mediano y largo plazo. Si hubiéramos tenido una moneda local, la especulación hubiera sido mayor y la moneda se hubiera devaluado.

Tags:

Temas relacionados

1 Comments

  1. Guillermo Paul Jokisch 28 agosto, 2018

    El gobierno necesita efectivo, pero con la cantidad q se consume no van a paliar el deficit. Lo ideal hubiera sido bajar lis impuestos de los vehiculos hibridos, asi la gente consume menos y se colabora con el medio ambiente

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *