LOADING

Type to search

Bill Cosby sentenciado de tres a diez años de cárcel por ser un ‘depredador sexual violento’


Redacción
La Conversación EC
martes, septiembre 25, 2018
Más de 60 mujeres han acusado al cómico de abusar sexualmente de ellas entre los años 1960 y 2000, aunque todos los casos excepto el de Constand no prosperaron por haber prescrito

Bill Cosby fue condenado de tres a diez años de cárcel por agresión sexual por la justicia estadounidense. El cómico había sido declarado el pasado abril culpable de drogar y abusar de la exjugadora de baloncesto Andrea Constand en su mansión de Filadelfia en 2004. Pero ahora se convierte en la primera celebridad de la era Me Too que va a prisión por abusar de una mujer.

El cómico, conocido como el Padre de América, fue condenado por el juez de Norristown (Pensilvania), Steve O’Neill. El actor se enfrentaba a una pena de 10 años por cada uno de los tres delitos de agresión sexual de los que estaba acusado. La Fiscalía pedía entre cinco y diez años entre rejas. El magistrado tuvo en cuenta la edad de Cosby, 81 años, y que no contara con antecedentes.

O’Neill llamó al comediante un “depredador sexual violento”, tal como le describió la acusación durante el juicio. El actor argumentó que todas las relaciones fueron consentidas, por lo que se da por hecho que apelará la condena.

Según El País, con esta sentencia cae un mito, el pilar de la cultura popular durante medio siglo en Estados Unidos, porque logró romper con las barreras raciales que dominaban Hollywood tras cerrar un acuerdo con la NBC para producir su propia serie.

Tras cuatro años de esfuerzos en los tribunales, Cosby consiguió que el primer juicio en su contra fuera declarado nulo porque el jurado no llegó a un acuerdo. No corrió la misma suerte en el segundo y en abril fue declarado culpable de tres delitos penales castigados cada uno con diez años. Los cargos son penetración sin consentimiento, penetración mientras se está inconsciente y penetración tras el suministro de un estupefaciente

Todo sucedió en su mansión en los suburbios de Filadelfia, en enero de 2004. La exjugadora de baloncesto Costand aseguró que una noche a principios de ese año Cosby la invitó a su casa y le dio unas pastillas que la marearon y permitieron al artista abusar de ella.

Más de 60 mujeres han acusado al cómico de abusar sexualmente de ellas entre los años 1960 y 2000, aunque todos los casos excepto el de Constand no prosperaron por haber prescrito. Cosby y Constand se conocieron en la Universidad de Temple, cuando ella trabajaba como administradora de su equipo de baloncesto.

Una psicóloga del consejo que evalúa este tipo de conductas explicó en la vista previa a la sentencia que Cosby tiene una urgencia incontrolable por violar a mujeres jóvenes y advirtió al juez de que podría hacerlo otra vez si se le presenta la oportunidad. Kristen Dudley explicó en este sentido que en el caso del actor hay un patrón claro. El acusado se negó a ser evaluado por ella.

La figura de Cosby y su leyenda empezaron a hundirse en diciembre de 2015, cuando la Fiscalía de Norristown decidió presentar cargos contra el comediante antes de que prescribiera la denuncia de Constand. Le llevó a dar el paso que surgieran nuevas evidencias que confirmaban que hubo una violación. Pero la antigua administradora del equipo de baloncesto de Temple era solo una de las 62 víctimas.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *