LOADING

Type to search

Burt Reynolds, el guapo de pelo en pecho de Hollywood, muere de un ataque cardíaco


Redacción
La Conversación EC
jueves, septiembre 6, 2018
Nacido en 1936 en Lansing (Michigan), a inicios de los cincuenta debutó en el teatro en Nueva York y Joanne Woodward le ayudó a encontrar un agente

El intérprete logró durante cinco años consecutivos que sus películas fueran las más taquilleras y estuvo nominado al Oscar por su actuación en Boogie Nights. En The Last Movie Star, una de sus últimas apariciones en las pantallas, Burt Reynolds encarnaba a una exestrella en horas bajas, un macho alfa que medio siglo antes había reinado en la taquilla y en los corazones de todo el mundo.

Ese actor recibía el homenaje de un grupo de freakies que le recordaban que aunque su cine y su comportamiento fueran de otro siglo aún hay gente que disfruta de un guiño a destiempo, de una broma censurable por la corrección política y de un pecho peludo.

Reynolds se estaba interpretando a sí mismo incluso cuando recordaba que durante cinco años consecutivos, de 1978 a 1982, sus películas fueron las más taquilleras; que en octubre de 1979 se convirtió en el segundo hombre en aparecer desnudo en la portada de Playboy.

Reynolds fue el macho entre los machos del cine de los setenta y ochenta. Películas como Los caraduras, Rompehuesos, Los traficantes o Un caradura simpático no se entienden sin un actor como Reynolds, famoso por montar broncas en los rodajes (Paul Thomas Anderson y él acabaron por no hablarse tras Boogie Nights).

Boogie Nights y Striptease le devolvieron la fama a finales de los noventa, actuación con la que logró una nominación al Oscar. Nacido en 1936 en Lansing (Michigan), a inicios de los cincuenta debutó en el teatro en Nueva York y Joanne Woodward le ayudó a encontrar un agente. Trabajó de lavaplatos, como conductor de camiones, de camarero… hasta que encontró acomodo en la televisión.

Otros acctores como Jack Nicholson sacaron partido a personajes que rechazó, como el de La fuerza del cariño (1983). También con el tiempo consideró que uno de sus mayores errores vitales fue no casarse con Sally Field, con la que salió entre 1977 y 1982. Field acabó dejándole y Reynolds se emparejó en 1988 con otra actriz, Loni Anderson, con la que vivió un sonoro divorcio en 1993.

Reynolds nunca ganó el Oscar y murió a los 82 años de un paro cardíaco, ya que llevaba tiempo arrastrando problemas del corazón.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *