LOADING

Type to search

Guayaquil


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
martes, octubre 9, 2018
Los emprendimientos culturales son dignos de envidia, al igual que su gastronomía y su gente, siempre alegre e innovadora. Guayaquil ha sido la cuna de una generación que ha dado lustre a su literatura, su cine...

El 9 de octubre de 1820 comenzó en Guayaquil el proceso de independencia de los lazos coloniales; marcó el inicio de la guerra de independencia de la Real Audiencia de Quito. Cuando Sucre llegó a Guayaquil, ecuatorianos de las regiones Interandina y Litoral, granadinos de Venezuela, Colombia y españoles adeptos a la causa conformaron el ejército libertador, la consecuencia directa de varias sublevaciones populares. impulsadas por sectores ilustrados entre los que se destaca Eugenio Espejo

Con la independecia total, Guayaquil pronto pasó a ser la capital económica de Ecuador gracias al dinamismo de un sector exportador e industrial. En la actualidad es la ciudad más grande y poblada con una población en su área metropolitana próxima a los tres millones de habitantes.

Es una de las ciudades más grandes de América, un importante centro de comercio, en la costa del océano Pacífico, a las orillas del río Guayas, a unos 20 kilómetros de su desembocadura en el océano Pacífico: Una ciudad rodeada por el Estero Salado en su parte suroccidental y en el inicio de la cordillera Chongón Colonche.

El golfo de Guayaquil es la entrante de agua más grande del océano Pacífico en Sudamérica. Es una ciudad con un dinamismo envidiable. El 70 % de las exportaciones sale por su puerto, por el que ingresa el 83 % de las importaciones. Empresas, fábricas y una de las industrias más importantes del Ecuador tienen a la ciudad como su eje principal, desde donde se han expandido a todo el continente.

Guayaquil también es uno de los más importantes centros culturales de la región, con una feria del libro que se ha posicionado a nivel internacional. Los emprendimientos culturales son dignos de envidia, al igual que su gastronomía y su gente, siempre alegre e innovadora. Guayaquil ha sido la cuna de una generación que ha dado lustre a su literatura, su cine… Por sus calles deambuló Julio Jaramillo y su voz inigualable. Ahí están todavía las lagarteras, parte de su cultural musical, un patrimonio del país. Es una ciudad que se reinventa día a día en todo y lo seguirá haciendo por el bien del país y gracias a su gente.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *