LOADING

Type to search

Así planearon dos sicarios un crimen en Bogotá


Redacción
La Conversación EC
domingo, noviembre 25, 2018
En la audiencia de legalización de captura, la fiscal del caso aseguró que los señalados trabajadores de los Triana tenían planeado aprovechar el impacto del ‘rocket’ para huir en medio del pánico

La conversación fue grabada con un dispositivo que agentes encubiertos de la Dijín instalaron, en mayo pasado, en un Chevrolet Sail, de propiedad de dos trabajadores del esmeraldero Horacio Triana, pedido en extradición por narcotráfico. Según El Tiempo, los hombres dejaron el vehículo un par de horas parqueado en el centro comercial Calima, centro de Bogotá, tiempo que aprovecharon los policías para ubicar la diminuta cámara en su espejo retrovisor.

La cámara captó el momento exacto en el que Ánderson Perilla, alias Tazmania, y José William Vargas, alias José, señalados sicarios de la oficina de cobro de Sanandresito de la 38, reciben varios fajos de dinero. Ambos fueron capturados hace dos semanas, en un operativo de la Dijín y la Fiscalía, junto a Jerson Estiben Triana, el hijo del esmeraldero.

En la audiencia de legalización de captura, el video fue entregado como parte de la evidencia de que el llamado clan de Los Triana hizo una alianza para asesinar a 13 rivales del esmeraldero, por los que pagaban hasta 500 millones de pesos por cada muerte.

Según la investigación, los crímenes que se estaban negociando ese día dentro del Chevrolet eran el del zar de las esmeraldas Hernando Sánchez y el de uno de sus socios.

En el video se escucha a alias Tazmania manifestar su preocupación por la inminente extradición de Horacio Triana y la posibilidad de quedarse sin trabajo. Además, indagó por los móviles de los crímenes que iba a ejecutar.

Tazmania también alude directamente a un atentado hecho en la zona T. Para los investigadores, es claro que se refieren al atentado contra Sánchez, sucesor de Víctor Carranza, en octubre de 2012, en un almacén del norte de Bogotá, en la que perdió un ojo y un riñón.

Según el expediente, la oficina de cobro, que funciona en Bogotá desde 2000, estaba negociando un ‘rocket’ en Venezuela. De hecho, arrendaron una oficina justo en frente de la de Sánchez y planeaban subir el ‘rocket’ camuflado en un sofá, fingiendo ser empleados de una reconocida empresa de mensajería.

En el video también se escucha cómo los señalados sicarios les piden a los trabajadores de los Triana que se compren teléfonos encriptados para afinar los detalles de los atentados. Y les dicen que tienen que robarse el DVR de las cámaras de seguridad del edificio desde donde iban a disparar el ‘rocket’, para que no los identificaran. Insistieron en este punto, porque en el primer atentado a Sánchez las cámaras permitieron identificar a los sicarios y llegar al autor intelectual: Horacio Triana.

El macabro plan iba a ser ejecutado la misma semana en la que fueron capturados los gatilleros junto con Jerson Triana y 19 personas más ligadas tanto al clan esmeraldero como a la ‘oficina de la 38’.

En la audiencia de legalización de captura, la fiscal del caso aseguró que los señalados trabajadores de los Triana tenían planeado aprovechar el impacto del ‘rocket’ para huir en medio del pánico.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *