LOADING

Type to search

La partida de Bernardo Bertolucci, el último emperador del cine italiano


Redacción
La Conversación EC
lunes, noviembre 26, 2018
Cuando se le preguntó en 2013 cómo le gustaría ser recordado, Bertolucci respondió: “No me importa”

El cineasta italiano Bernardo Bertolucci, conocido por películas como “El último tango en París” o “El último emperador”, falleció en su casa de Roma a los 77 años, indicaron ese lunes los medios italianos y confirmó su oficina de prensa Punto e Virgola en un correo electrónico.

Bertolucci, considerado un maestro del cine italiano y mundial, ganó nueve premios Óscar en 1988 por el “El último emperador”, la biografía del último emperador chino.

En 1972 se dio a conocer en todo el mundo con “El último tango en París”, una película erótica con Marlon Brando y Maria Schneider que provocó un escándalo por una controvertida escena de sexo. La película fue prohibida en Italia.

Según contó Bertolucci después, la joven actriz Maria Schneider, que entonces tenía 19 años, se había visto profundamente afectada por la escena que simulaba sodomía ya que no había sido plenamente informada antes del rodaje del contenido de aquella.

Schneider, que sufrió adicciones a las drogas y depresión antes de su muerte en 2011, dijo cuatro años antes que se había sentido “un poco violada” durante la escena y estaba muy enfadada por ello.

Betolucci fue también uno de los pocos directores de cine italianos en rodar con frecuencia en el extranjero. En París, donde realizó su última película “Los soñadores” (2003), pero también en China con “El último emperador”, en África con “El cielo protector” (o “Refugio para el amor”) o en Bután con “El pequeño buda”.

Nacido en Parma en 1940, era hijo del poeta Attilio Bertolucci y la profesora Ninetta Giovanardi. Fue íntimo amigo de Pier Paolo Pasolini y defensor empedernido del Partido Comunista. En 2007 obtuvo el León de Oro a la carrera de La Mostra de Venecia y, en 2011, la Palma de Oro de Honor del festival de Cannes.

A lo largo de su carrera, filmó una quincena de películas, entre producciones colosales y minúsculas, obras experimentales y más tradicionales, y dejó un sello inolvidable de autor en el cine italiano e internacional. Fue también guionista, productor, poeta y “polemista”, como recuerdan los medios italianos.

La película tiene un prestigioso casting internacional (Robert De Niro, Gérard Depardieu, Burt Lancaster, Dominique Sanda). Otro ejemplo es la película “El conformista”, sobre la izquierda en tiempos del fascismo italiano.

El cineasta, que en los últimos años iba en silla de ruedas, creció en un entorno rico e intelectual y empezó a apasionarse por el cine a través de la película “La Dolce Vita” de Federico Fellini. Su padre, poeta, profesor de historia y crítico de cine, le regaló su primera cámara 16mm a los 15 años.

“Era el último emperador del cine italiano, el señor de todas las epopeyas y escapadas. Se acabó la fiesta: se necesitan dos para bailar el tango”, declaró Gilles Jacob, expresidente del Festival de Cannes, que le concedió una Palma de Oro honorífica en 2011 por el conjunto de su carrera.

Cuando se le preguntó en 2013 cómo le gustaría ser recordado, Bertolucci respondió: “No me importa”.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *