LOADING

Type to search

Diario El Universo documenta el pago de sobornos en los proyectos Carrizal-Chone y Multipropósito Baba


Redacción
lunes, diciembre 17, 2018
Santos contó que en una cita Pólit recibió una llamada y habló sobre el proyecto Baba. Al colgar, el contralor le dijo que era de la Presidencia y que le pedían que no saque indicios de responsabilidad penal contra un funcionario de apellido Punina, pues, supuestamente, era “pariente del presidente”

Diario el Universo reveló las pruebas de sobornos en el caso Odebrecht. Según ese medio, Marcelo Odebrecht entregó a la Fiscalía de Brasil cuatro entregas de dinero, entre febrero del 2007 y julio del 2009, que suman $442.754 a nombre de los proyectos Carrizal-Chone y Multipropósito Baba.

La primera corresponde a dos pagos realizados en 2007: uno por $95 mil del 27 de febrero relacionado con el proyecto Baba, y otro por $110 mil del 1 de marzo, por Carrizal-Chone.

La segunda referencia expone un pago realizado el 29 de octubre de 2007 por la Fase 2 de Carrizal-Chone, que asciende a $35.504. Ahí constan los códigos ‘LM’ como responsable interno de Odebrecht y ‘PINTAO’, como el receptor. En ese entonces, Luis Mameri, otro colaborador del caso Lava Jato, era responsable por Ecuador dentro de la compañía.

La última referencia es sobre un pago de $ 202.250 realizado el 30 de julio de 2009, por el proyecto Baba.

Para 2006, Odebrecht había terminado la construcción de la Fase 1 de Carrizal-Chone, y había ganado la licitación para la Fase 2, a un costo de $104 millones, adjudicada el 26 de septiembre a la Asociación Odebrecht-Hidalgo e Hidalgo, en los últimos meses de la presidencia de Alfredo Palacio.

El contratante era la Corporación de Manejo Hídrico de Manabí (CRM), a cargo del entonces prefecto Mariano Zambrano, y debía financiarse con un aporte del Ministerio de Finanzas de $19 millones y un crédito del Banco del Estado (BEDE) de $85 millones, según El Universo.

En el gobierno de Rafael Correa, el 7 de agosto de 2007, el entonces ministro del Litoral, Ricardo Patiño, decidió dejar el concurso sin efecto por un exceso de $33 millones en el precio. Una semana después, cambió de opinión y anunció que la obra continuaría con los mismos contratantes, pero a un costo de $82 millones. Se bajaron $18 millones.

Sin embargo, todo quedó paralizado en agosto del 2008 cuando la brasileña fue expulsada por el mal funcionamiento de la hidroeléctrica San Francisco. El Estado y la CRM asumieron el control y adjudicaron contratos para culminar Carrizal-Chone.

Según estimaciones de la Secretaría Nacional de Agua, en 2011, el costo de la segunda fase fue de $ 95 millones. Posteriormente, la obra fue afectada por el terremoto del 2016 y aún no se repara.

Entre las obras que dejó Odebrecht cuando fue expulsada, está el proyecto Baba (cantón Buena Fe, Los Ríos), que había iniciado en 2006, y que estaba a cargo de Hidrolitoral. En los documentos de Marcelo Odebrecht constan dos pagos por esta obra: uno en febrero de 2007 por $95.000 y otro en julio del 2009 por $202.250, cuando la compañía ya no estaba en Ecuador.

Hidrolitoral continuó con los trabajos y en septiembre del 2009 rompió su contrato con Megamaq, de Fabricio Correa, hermano del expresidente, en medio del escándalo de sus contratos públicos. La brasileña OAS tomó la posta del proyecto, por decisión del Ministerio de Electricidad, en junio del 2010 y concluyó la obra a mediados del 2013.

Desde el 2008, OAS tenía un acuerdo con Fabricio Correa, pero no incluía la representación de la compañía.

Sobre Baba se hicieron cuatro exámenes especiales de la Contraloría, a cargo de Carlos Pólit Faggioni, quien ahora es prófugo por el caso Odebrecht. Fue sentenciado por concusión a seis años de cárcel y como no está en el país se suspendió el juicio por asociación ilícita (en el que el exvicepresidente Jorge Glas fue condenado).

El 4 de diciembre de 2017, José Conceição Santos, exdirector de Odebrecht en Ecuador, testificó en el caso contra Pólit, a quien asegura haberle dado $10,1 millones. Santos contó que en una cita Pólit recibió una llamada y habló sobre el proyecto Baba. Al colgar, el contralor le dijo que era de la Presidencia y que le pedían que no saque indicios de responsabilidad penal contra un funcionario de apellido Punina, pues, supuestamente, era “pariente del presidente”.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *