LOADING

Type to search

La ronda de partidos amistosos terminó y Ecuador no jugó a nada


Martha Murga
Universidad Casa Grande
miércoles, diciembre 5, 2018
De los seis partidos amistosos que se jugaron, el único partido a destacar es el disputado contra Perú, el pasado 15 de noviembre del 2018, en la ciudad de Lima, donde Ecuador ganó dos tantos a cero a la selección peruana

La selección ecuatoriana de fútbol concluyó la ronda de partidos amistosos del 2018. Ahora es pertinente analizar el estilo de juego, el rendimiento y los resultados para conocer si marcha por buen camino el objetivo hacia Catar 2022.

El DT de la selección ecuatoriana, Hernán Darío Gómez, dirigió seis partidos amistosos con los siguientes resultados:

• Ecuador 2- 0 Jamaica
• Ecuador 2-0 Guatemala
• Qatar 4 – 3 Ecuador
• Omán 0 – 0 Ecuador
• Perú 0 – 2 Ecuador
• Panamá 1 – 2 Ecuador

De los seis partidos amistosos que se jugaron, el único partido a destacar es el disputado contra Perú, el pasado 15 de noviembre del 2018, en la ciudad de Lima, donde Ecuador ganó dos tantos a cero a la selección peruana.

Cabe recalcar que Perú se mantenía invicto desde hace dos años en esa plaza; sin embargo, Ecuador jugó de manera inteligente, esperando al rival y atacando en los momentos exactos.

Más allá del rendimiento físico, sin duda, fue un acierto convocar a los jugadores con mayor experiencia en el campo de juego. Un claro ejemplo es Antonio Valencia, independiente de su papel de líder, es positivo para el equipo, porque sigue siendo un referente importante en la selección, debido a su buen nivel futbolístico.

El técnico de la selección ecuatoriana apostó por esta combinación al acoplar jugadores que llevan gran trayectoria dentro de las canchas y a los nuevos talentos del fútbol local. El resultado: un equipo reforzado y optimista.

Por lo demás, se pudo observar una selección floja en aspectos técnicos y tácticos en lo colectivo, sin garra, con falta de técnica y precisión. En términos generales, los partidos de la selección aburren y si continúa así no llegaremos acoplados a las eliminatorias para el próximo Mundial (octubre del 2019), pero antes de ese reto está la Copa América 2019 (entre junio y julio).

Dentro del análisis también considero óptimo evaluar el desempeño al frente de la Tri de Hernán Darío Gómez, quien asumió la dirección técnica el pasado 1 de agosto del 2018.

Las críticas frente a su dirección técnica son diversas. Desde mi perspectiva, considero que Hernán Darío Gómez está dentro de la categoría de un buen motivador, más no de un técnico que propicie una evolución del fútbol ecuatoriano.

Bolillo se ha quedado en dicha categoría de ‘motivador’ y quizás, en este momento, podría ser que le convenga a la selección, pues esta necesita amalgamarse y reconstruir las relaciones resquebrajadas al final de la última eliminatoria, pues debe tratar de afianzar al grupo. Después de que Argentina eliminara a Ecuador dejándolo fuera del Mundial de Rusia 2018, surgieron varios problemas internos entre jugadores, cuerpo técnico y dirigencia. Uno de ellos fue la salida del extécnico de la selección Gustavo Quintero, lo que provocó la ruptura del equipo. Se quebró la relación entre el grupo y la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Actualmente, Hernán Darío Gómez intenta restablecer esto.

Ahora bien, puedo decir que anímicamente funciona la presencia de Bolillo en la selección; sin embargo, futbolísticamente todavía no hay elementos claros para evaluar futbolísticamente a la Tricolor. Esto, a partir de analizar todos los partidos amistosos jugados en este año.

El fútbol de la Tri responde a individualidades. Vemos a un Enner Valencia que hace goles, porque está en un buen ritmo debido a su nivel de competencia en el exterior, por su titularidad en los Tigres UANL. Él es uno de pocos jugadores que rinden en el campo.

Desde mi perspectiva, va a ser difícil para el Bolillo tratar de encontrar una táctica de juego colectiva en este equipo. Habrá que ver qué pasa cuando este grupo ya esté en marcha en competencias oficiales. Tal vez allí se pueda hacer un cambio de DT, porque con la dirección de Hernán Darío Gómez el fútbol ecuatoriano no evolucionará mucho y tal vez se estanque.

Si se piensa en jugar un próximo mundial, considero que la mejor opción sería el perfil de un técnico europeo.

Una de las grandes características de las ligas europeas es la disciplina, a los jugadores sudamericanos que calan en ese entorno siempre los disciplinan. En Ecuador, ese es uno de los grandes problemas.

Al interior de la selección ecuatoriana se han permitido varias faltas de conducta. Los jugadores se acostumbraron a recibir varias concesiones en su concentración. ¿Qué pasó cuando se les trató de restringir estas conductas?

La mayoría de los jugadores se fueron en contra de cuerpo técnico y dirigencia y fue allí donde se develaron varios problemas de indisciplina que se venían dando desde hace mucho tiempo atrás.

Este tema es complejo. No solo pasa con los jugadores de nuestra selección, también lo enfrentan selecciones como Chile, Colombia e incluso Argentina. Al parecer es parte de la ‘costumbre’ del fútbol sudamericano.

Espero que en el 2019 las cosas cambien. Partiendo de la elección a la nueva directiva de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que se elegirá en la segunda semana de enero. Habrá que esperar hasta entonces.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *