La Liga Profesional agrandarĂĄ la brecha entre los clubes de fĂștbol